Bruselas responde a España: Subir el precio mínimo de la leche “podría perjudicar la competitividad en la UE”

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, afirma que las ayudas se prorrogarán más allá del 30 de septiembre

leche_recortada

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, no se ha mostrado partidario de subir el precio de intervención de la leche, como ha pedido el Gobierno español, porque “podría perjudicar la competitividad del sector lácteo de la UE” y retrasaría el ajuste de la oferta necesario, aunque ha confirmado que preparan la ampliación de las ayudas de intervención pública y al almacenamiento privado para “aliviar la actual presión” en el mercado, más allá del 30 de septiembre cuando expiran ambas ayudas.

“Los actuales niveles de intervención para la mantequilla y la leche en polvo desnatada, tal y como han acordado el Parlamento Europeo y el Consejo durante la reforma de la PAC en 2013, se han fijado en un nivel apropiado para evitar la volatilidad de precios extrema, a la vez que se desincentiva la sobreproducción”, ha defendido el comisario en una respuesta parlamentaria al eurodiputado irlandés de la Izquierda europea Matt Carthy.

Carthy ha considerado que la extensión de la intervención en el sector lácteo es un paso “bienvenido” pero ha advertido que el actual precio de intervención fijado en el 0,21 euros por litro “no es suficiente” teniendo en cuenta que el coste de producción se sitúa en los 0,25 euros por litro y le ha instado a aclarar si piensa revisar los niveles y qué medidas va a promover para estimular los mercados ante “el colapso de precios de los productos lácteos”.

“Un aumento de esos niveles podría perjudicar la competitividad del sector lácteo de la UE”, ha zanjado el comisario, que además ha insistido en “el riesgo de tener que gestionar grandes volúmenes de leche desnatada en polvo y mantequilla en la intervención pública”, que “no deben ser subestimados”.

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que tiene previsto reunirse el próximo lunes con el comisario en Bruselas para discutir la crisis del sector lácteo, defendió este domingo que es “importante” subir el precio de intervención de la leche para “equilibrar” la oferta y la demanda y, como consecuencia, “recuperar” los precios en el sector lácteo a pesar de las resistencias de la Comisión Europea en una entrevista Radio Galega, recogida por Europa Press.

La titular del ramo ha reiterado en varias ocasiones la semana pasada que el Gobierno no puede fijar un precio mínimo para la leche porque es contrario a las normas europeas de competencia y ha anunciado una ayuda directa de 300 euros por vaca para aquellas explotaciones que estén vendiendo leche por debajo de la rentabilidad que beneficiará a entre 2.500 y 3.000 explotaciones, según estimaciones del Ministerio.

Prepara una prórroga de las ayudas actuales

El comisario ha achacado la presión en los precios de la leche en Europa y a nivel global “al desequilibrio entre la oferta y la demanda, principalmente debido a la mayor producción de leche y a una demanda global menos dinámica”, al tiempo que ha recordado que “se necesita exportar más del 10% de la producción de leche de la UE para mantener el equilibrio en el mercado interno”.

“En una situación en la que las cuotas de producción ya no existen, los productores y otros operadores económicos tiene que ajustar la oferta tras las señales de mercado. Aumentar los precios de intervención retrasaría tal reacción”, ha apostillado.

No obstante, el comisario ha confirmado que “para aliviar la actual presión en el mercado y garantizar una red de seguridad continua para el sector de la leche”, sus servicios están “preparando la extensión de los periodos de ayuda tanto de intervención pública como del almacenamiento privado para la mantequilla y la leche desnatada en polvo, más allá de su fecha de expiración del 30 de septiembre” de este año.

“La ayuda de intervención y el almacenamiento privado serán prorrogados. Su extensión se votará en el Comité de Organización del Mercado Común, probablemente la próxima semana o la semana posterior”, han explicado a Europa Press fuentes comunitarias, que han confirmado que la extensión “será finalizada antes de final de septiembre” y “cubrirá al menos hasta finales de año o probablemente algo más”.

El Ejecutivo comunitario ha defendido que se movilizó la red de seguridad y medidas excepcionales en la forma de la ayuda al almacenamiento y la intervención pública para la mantequilla y la leche en polvo desnatada “para responder al impacto directo e indirecto del veto ruso” al sector europeo.

También ha confirmado que “las medidas de apoyo excepcionales adoptadas para los productores de ciertas frutas y hortalizas, incluidos los melocotones y nectarinas, se han prolongado desde el pasado 8 de agosto para su aplicación hasta el 30 de junio de 2016″ tras admitir que la prorroga de un año, hasta agosto de 2016, del embargo ruso “suscita preocupación por las perturbaciones del mercado a las que puede dar lugar la caída de los precios y por las consiguientes dificultades económicas que pueden sufrir de forma especial los sectores de las frutas y hortalizas, la leche, el azúcar y la carne de porcino”.

Leer más noticias sobre