El hallazgo de otros 5 cadáveres eleva a 121 el número de muertos en Tianjin

Entre los fallecidos hay 67 bomberos y siete policías que acudieron a sofocar los incendios causados por la primera de las explosiones

tianjin

El hallazgo de otros cinco cadáveres en la zona del puerto de Tianjin (norte de China) devastada por las dos explosiones del pasado 12 de agosto en un almacén de productos tóxicos ha elevado en las últimas horas a 121 el número total de fallecidos, informó este sábado la agencia oficial Xinhua. Entre los fallecidos hay 67 bomberos y siete policías que acudieron a sofocar los incendios causados por la primera de las explosiones y fueron alcanzados por la segunda, según las cifras oficiales, que no actualizaron hoy el número de desaparecidos (ayer eran 60).

El principal puerto del norte de China prosigue entretanto las tareas de limpieza de la zona de la catástrofe, donde se han retirado 200 de las 700 toneladas de cianuro de sodio altamente tóxico que se encontraban en la zona. También se han extraído 3.060 toneladas de agua contaminada, la que quedó en el cráter de la “zona cero” de la explosión, según informó el teniente de alcalde de Tianjin, Wang Hongjiang.

El “número dos” del gobierno municipal señaló que tras las explosiones se interrumpió el suministro de agua en la zona, para prevenir que la contaminación afectara a la ciudadanía, entre la que aún hay miedo a las consecuencias medioambientales que pueda tener el accidente.

Pese a ello, el jefe del equipo de control medioambiental de Tianjin, Deng Xiaowen, aseguró ayer, viernes, que el nivel de partículas contaminantes en la atmósfera en la zona de la explosión ha bajado y es similar al de otras zonas de la ciudad. El experto negó, por otra parte, que la aparición de miles de peces en el río Hai, que pasa por la ciudad, se deba a la catástrofe de la semana pasada, y atribuyó ese fenómeno a deficiencia de oxígeno en esas aguas fluviales.

A raíz del siniestro, 275 empresas locales que manejan mercancías peligrosas fueron auditadas, y se descubrió que 70 de ellas presentaban riesgos potenciales, por lo que sus operaciones han sido suspendidas.

En el resto del país, el Ministerio de Seguridad Pública ha iniciado una inspección del tráfico rodado con especial atención al transporte de materiales peligrosos.

Además, el Consejo de Estado (Ejecutivo) ha insistido en que llevará a cabo una investigación “rigurosa y profunda” del accidente de Tianjin, una de las peores catástrofes industriales sufridas por China en los últimos años.