El FMI insta a España al copago en sanidad y educación y a reformar el IVA

El organismo pide "esfuerzos adicionales" para encarar los problemas "persistentes" de desempleo, baja productividad de las pymes y voluminosa deuda

lagarde

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha instado a España a mantener sus esfuerzos de consolidación fiscal para alcanzar sus objetivos de déficit y, en concreto, ha abogado por permitir el copago sanitario en sanidad y educación, salvo para los grupos más vulnerables, así como por reducir los tipos de IVA reducidos. En su informe de revisión anual de la economía española, el FMI dibuja un optimista pero cauto panorama enmarcado por las previsiones de crecimiento del 3,1 % para 2015 y 2,5 % para 2016, “muy por encima de la media de la zona euro” que apenas se prevé crezca un 1,7 % este año. El organismo recomienda que se aproveche este contexto para avanzar en las reformas estructurales que permitan encarar los problemas “persistentes” de alto desempleo, baja productividad de las pymes y voluminosa deuda

Uno de los puntos más llamativos del informe es el que aboga por reducir los costes de prestar los servicios públicos de educación y sanidad. En concreto, propone incrementar los poderes regulatorios de las comunidades autónomas para establecer copagos en estos servicios, aunque incide en que para mantener el acceso a ellos de forma asequible, deben “reducirse o eliminarse” para los grupos más vulnerables o para servicios sanitarios específicos, como prevención, enfermedades crónicas o inmunización.

Asimismo, el Fondo aboga por elevar los impuestos especiales y medioambientales y eliminar de forma gradual el trato preferencial en el IVA, con el objetivo de situar los esfuerzos recaudatorios de España en línea con los del resto de países europeos.

En este sentido, defiende que medidas de estas características apoyan un consolidación fiscal favorable al crecimiento, ya que completaría el cambio en la política fiscal de España desde impuestos directos a indirectos iniciado con la reciente reforma.

Sin embargo, el informe elaborado por el Fondo reitera que sigue siendo importante que se protejan los grupos más vulnerables de la población fortaleciendo el apoyo prestado a través de los sistemas fiscales y de transferencias.

El Fondo cree que los esfuerzos de consolidación se han reducido y ve necesario un ajuste estructural de alrededor de medio punto porcentual del PIB al año para garantizar el descenso de la deuda. Además, considera que, pese a que la recuperación ayudará a alcanzar los objetivos de déficit, las metas marcadas siguen siendo “complicadas”.

“España registra un destacable repunte en la actividad económica como resultado de una contundente aplicación de reformas y favorables condiciones externas”, aseguró Helgue Berger, jefe de la misión del organismo a España.

Atención al paro y a la deuda

Berger explicó que las “prioridades” para sostener esta expansión se sitúan en torno a la todavía “persistente” rigidez y “dualidad” del mercado laboral, el alto número y la baja productividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y un ajuste fiscal que sitúe la “elevada deuda pública en una senda firme de reducción”.

De hecho, advirtió de que a medida que el ciclo económico “madure” y “los vientos externos a favor se disipen”, la tendencia es que se vuelva a un crecimiento potencial “muy bajo” de cerca del 1,5 % anual.

Entre estos “significativos” apoyos externos, el organismo cita los bajos precios del petróleo, la depreciación del euro y el estímulo monetario ofrecido por el Banco Central Europeo (BCE).

El FMI valoró positivamente la gradual agenda de austeridad implementada en España en los últimos años.

En concreto, señaló que la sostenida reducción del déficit ha sido fundamental para apuntalar la confianza en la economía española, aunque remarcó que la deuda pública sigue en alza y está ya cerca del 100 % del producto interior bruto (PIB).

“El ritmo de consolidación fiscal se ha ralentizado y se está estancando este año en términos estructurales”, subrayó, aunque señaló que es comprensible al tratarse de un año electoral.

Los técnicos del FMI afirman que, “en ausencia de mayores reformas”, en el mercado laboral, cuyo índice de desempleo se prevé cierre 2015 en el 22 %, ésta se mantendrá en el nivel estructural estimado de en torno al 16 %.

De hecho, justificaron la “moderación del incremento salarial” en España como uno de los elementos que ha apoyado la creación de empleo, que llegó a sobrepasar el 26 % en 2013, y ayudado a “recuperar la competitividad perdida durante el boom de antes de la crisis”.

Leer más noticias sobre