Tres muertos, un desaparecido y 10.000 evacuados por lluvias en Argentina

La previsión del Servicio Meteorológico Nacional apunta a un posible incremento de las precipitaciones que podrían dificultar la situación

635749305927186870w

Al menos tres personas ha muerto, una permanece desaparecida y 10.000 personas han abandonado sus hogares debido a las inundaciones provocadas por el temporal de lluvia que ha castigado en los últimos días el centro de Argentina, según han informado fuentes oficiales.

La primera de las víctimas mortales fue un niño de 11 años, que falleció el pasado jueves en la localidad bonaerense de Pilar al ser arrastrado por un arroyo.

En Campana, también en la provincia de Buenos Aires, un hombre murió el sábado en el incendio de su casa en una zona anegada, después de haberse negado a abandonar su vivienda, mientras que en Quilmes los bomberos hallaron el lunes a un hombre sin vida en una casa inundada, aledaña a un arroyo que se desbordó.

“Hay una persona fallecida. Aún no se sabe cómo murió, falta la autopsia”, señalaron a Efe desde Defensa Civil de Quilmes, en la periferia sur de Buenos Aires, donde unas 35 personas siguen evacuadas.

En la capital argentina, la Prefectura rescató el automóvil que cayó al Riachuelo el pasado fin de semana en medio de una intensa lluvia, pero sigue desaparecido el conductor que manejaba el vehículo.

El desbordamiento de ríos por las lluvias y los vientos del sureste, que provocan la crecida de las aguas, ha puesto en situación crítica a varias localidades, que suman unas 10.000 personas afectadas. “En los 39 municipios tenemos alrededor de 10.000 u 11.000 evacuados que van variando con el correr de las horas”, dijo el secretario de Seguridad, Sergio Berni, al canal C5N.

Crecidas de hasta 9,30 metros

En la localidad bonaerense de Salto, las aguas alcanzaron una crecida histórica de 9,30 metros y hay unas 700 personas evacuadas.

En Luján, 60 kilómetros al oeste de Buenos Aires, el río superó los 5,30 metros pero no ha alcanzado aún su pico máximo, por lo que se estima que el número de evacuados, que ronda los 400, aumente en las próximas horas.

El pronóstico no es favorable tampoco en La Matanza, donde hay unos 1.200 evacuados.

Medio millar de personas también ha abandonado sus hogares en las localidades bonaerenses de Arrecifes y San Antonio de Areco.

El temporal ha castigado también la provincia central argentina de Santa Fe, donde hay más de 300 evacuados.

Las lluvias dieron hoy una tregua a la región afectada, pero se reanudarán mañana, según el pronóstico meteorológico.