La probabilidad de sufrir el síndrome de la clase turista aumenta un 20% cada dos horas

Se caracteriza por la aparición de trombos en las piernas al estar mucho tiempo sentado y con poca movilidad de las extremidades inferiores

sindrome-clase-turista-500.jpg

La probabilidad de sufrir el síndrome de la clase turista que se caracteriza por la aparición de trombos en las piernas al estar mucho tiempo sentado, aumenta cada dos horas un 20 por ciento durante los viajes largos en los que se tiene poca movilidad de las extremidades inferiores, según los colegios de fisioterapeutas de Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra.

Este síndrome afecta principalmente a mujeres embarazadas o que tomen anticonceptivos orales, personas que padezcan obesidad, ancianos, fumadores, personas con hipertensión o que hayan sufrido una trombosis cuando se encuentran en espacios reducidos en los que no pueden mover las piernas durante un largo tiempo.

Aunque esta manifestación es muy poco habitual en personas que no presentan factores de riesgo, en quienes si lo son el riesgo para padecerlo aumenta entre un cuatro y un cinco por ciento. Por esto, los fisioterapeutas recomiendan a las personas que sean propensas a sufrir el síndrome de la clase turista, que antes de viajar consulten con el médico la posibilidad de tomar un anticoagulante.

Recomendaciones para prevenir el síndrome de la clase turista

En el videoconsejo mensual que realizan los especialistas, hacen una serie de recomendaciones para prevenirlo como vestirse con ropa cómoda y holgada que no comprima el cuerpo y mejore la circulación; los cinturones o los cordones de zapatos que aprieten se deben aflojar así como llevar calzado cómodo; cuando se realice una parada es recomendable dar un pequeño paseo durante el tiempo de espera para reactivar la circulación.

Mientras se esté sentado se pueden realizar ejercicios de flexo-extensión de pies y movimientos circulares de tobillo así como movimientos de masaje en dirección ascendente en las piernas; tampoco se debe cruzar las piernas, dejarlas excesivamente colgando o muy dobladas; y se tiene que intentar evitar colocar equipaje que reduzca el espacio de las piernas y no consumir excitantes como té o café que tengan efecto diurético o vasodilatador durante el viaje, pero sí se recomienda beber mucha agua para estar hidratado.

Leer más noticias sobre