El desafío soberanista catalán

El Parlament aprueba “acelerar” las estructuras de Estado que serán impugnadas

parlament

Los republicanos registraron la moción hace dos semanas, antes de conocerse las intenciones del Gobierno de impugnar la ley, pero al celebrarse los plenos en el Parlament cada 15 días, se ha debatido y votado después de conocerse que el Ejecutivo central la llevará al Alto Tribunal.

El Parlament ha aprobado acelerar seis cuestiones: la administración tributaria catalana; inventariar el patrimonio de las administraciones catalanas; catalogar las infraestructuras estratégicas; crear la agencia catalana de la protección social, y elaborar un plan director sobre energía, telecomunicaciones y sistemas de información.

El diputado Lluís Salvadó (ERC) ha calificado al Tribunal Constitucional de “brazo armado del PP que quiere arrasarlo todo”, y ha asegurado que los recursos de inconstitucionalidad lo único que harán será aumentar las ganas de independencia de la sociedad catalana.

“Cuantas más acciones coercitivas, más ganas tenemos los catalanes de cambiar de forma definitiva de Estado. Las estructuras de Estado son uno de los aspectos fundamentales para el futuro del país”, ha concluido el republicano.

El diputado de CiU Albert Batet ha expuesto que su partido también ve imprescindibles las estructuras de Estado, y ha asegurado que el Govern cumplirá con los plazos previstos: “Lo queremos hacer bien porque queremos hacerlo posible”.

Maurici Lucena (PSC) ha recordado que el Consell de Garanties Estatutàries ya cuestionó la legalidad de la implementación de algunas estructuras de Estado y ha cargado contra los planes de ERC y CiU: “Ustedes saben que en el corto y medio plazo no hay la mayoría suficiente para abordar la secesión. Ustedes están manteniendo una ficción, están engañando”.

Santi Rodríguez (PP) ha expuesto que su ‘no’ a la moción es un ‘sí’ a Catalunya, a España y a la Unión Europea, mientras que Matías Alonso (C’s) ha criticado que la moción era infumable y que sólo recogía “falsedad tras falsedad”.

Quim Arrufat ha expuesto que la CUP avala construir estructuras de Estado, pero se han abstenido porque consideran que la estrategia para hacerlo es errónea, ya que critican que se deberían haber convocado elecciones catalanas a principios de año para avanzar hacia la independencia y no en otoño.

Josep Vendrell (ICV-EUiA) ha asegurado que son partidarios de estas estructuras, pero ha reclamado a CiU y ERC hacer “las cosas bien” y, según él, esto pasa por legislar sobre esta materia, no pasa por presentar una simple moción a dos plenos de acabarse la legislatura.