El precio de la gasolina encadena su cuarta subida y marca un nuevo máximo anual

El distanciamiento entre gasolina y gasóleo es cada vez mayor y marca su mayor brecha desde 2007, con una diferencia de más de 14 céntimos

gasolinera

El precio de la gasolina ha marcado esta semana un nuevo máximo anual tras encarecerse por cuarta semana consecutiva, superando ya la cota de los 1,33 euros por litro, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). En concreto, el litro de gasolina se ha encarecido un 0,52% esta semana, superando así el máximo anual de 1,32 euros que marcó la pasada semana.

Por su parte, el gasóleo sumó su tercera semana consecutiva de caídas, tras abaratarse un 0,75% con respecto a hace siete días, y se sitúa en los 1,185 euros el litro, alejándose así más de los máximos anuales de 1,204 euros que tocó en mayo.

Además, se acrecienta la tendencia de distanciamiento entre el precio de uno y otro combustible, que marca su mayor brecha desde el año 2007 y cuya diferencia es actualmente de más de 14 céntimos.

Una diferencia de 8 euros por depósito

De esta manera, la diferencia de precio entre llenar un depósito medio de 55 litros de gasolina o de gasóleo es de casi ocho euros más barato para el diésel.

Con respecto al inicio de 2015, el precio de la gasolina se ha encarecido un 15,6%, mientras que en el caso del gasóleo, a pesar de las caídas de las últimas semanas, sigue siendo un 7,5% más caro.

Con estos precios, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros de gasolina cuesta actualmente 73,15 euros, lo que supone casi 10 euros más que a principios de enero.

En cuanto al gasóleo, los 55 litros de un depósito medio suponen actualmente un desembolso de 65,17 euros, lo que representa algo más de 4,5 euros extra por depósito respecto a comienzo de año.

El principal motivo de este encarecimiento está en la subida del barril de petróleo y su impacto final en los surtidores, a pesar de que el precio de los combustibles y del crudo no son exactamente correlativos.

En concreto, el barril de Brent, de referencia en Europa cotiza actualmente por encima de los 64,7 dólares. Desde los mínimos que marcó a principios de este año, cuando cotizó a 46 dólares, el precio del barril se ha revalorizado en torno a un 40%.

Los carburantes cuestan en España menos que en la media de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,487 euros y en 1,501 euros en la zona euro. Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,3 euros de media en la UE y 1,26 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.