Ante el aluvión de críticas

Valls reconoce que cometió un “error” al asistir a la final de la Champions

Los medios franceses calcularon que el viaje del primer ministro francés a Berlín en un avión Falcon había costado a las arcas públicas 14.000 euros

valls1-1024x650.jpg

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha reconocido haber cometido “un error” al haber asistido a la final de la Liga de Campeones en Berlín, al que también asistieron dos de sus hijos y que ha generado una ola de críticas en el país galo. “Ésta es una lección”, ha afirmado Valls, que ha calificado de “error” lo sucedido. “He dado la impresión a los franceses de que no me he dedicado por completo a ellos. Lo siento”, ha subrayado en una entrevista concedida a ‘Le Journal du Dimanche’.

Mi única obsesión es trabajar para que la economía se recupere, para que la República sea más fuerte y para luchar contra la amenaza terrorista. Esa la acción que guía mi vida. Es mi trabajo”, ha asegurado Valls.

El primer ministro también ha hecho referencia a la presencia de dos de sus hijos en Berlin, indicando que “como todos los padres, especialmente los que a menudo están ausentes”, le encanta “pasar tiempo” con sus hijos. “Pero soy el primer ministro y tengo que ser perfecto”, ha afirmado.

Entiendo que los franceses que no pueden llegar a fin de mes puedan haberse sentido sorprendidos” ha reconocido. “Fue un error que yo no debo cometer nunca”, ha subrayado Valls, confeso aficionado del F.C. Barcelona.

Los medios franceses calcularon que el viaje de Valls a Berlín en un avión Falcon había costado a las arcas públicas 14.000 euros. Ante las duras críticas de la oposición, el presidente, François Hollande, justificó su presencia con motivo de la celebración de la cumbre del G-7 en Alemania.