Los órganos vitales del niño enfermo de difteria funcionan gracias a máquinas

El pequeño, de seis años, continúa "estable dentro de la gravedad" y tiene serios problemas en el corazón, los pulmones y los riñones

difteria

Pau, el niño de seis años que está ingresado por difteria en la UCI del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, “sigue estable y sin cambios dentro de la gravedad”, ha informado a Efe un portavoz del centro.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, explicó el lunes tras visitar al menor en el hospital, en compañía del conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, que “el niño tiene las funciones renal, respiratoria y cardiaca sustituidas con máquinas“.

El ministro dijo además que habrá que esperar unos días para ver cómo evoluciona, pero que conociendo esa unidad (de trasplante cardiaco del hospital), “hay que confiar en un pronóstico favorable y positivo”.

Alonso aprovechó para defender la colaboración en este caso entre el Govern y el Estado -”cuando las cosas se hacen juntos todo sale mucho mejor”-, y recordó que Gobierno central medió para importar desde Rusia el tratamiento del pequeño, ya que en España no se producía ningún caso desde 1987 y en la mayoría de países europeos la enfermedad se creía erradicada.

Criticó que los nacionalismos consideren “que el pueblo está por encima de los derechos de los individuos”, así como que causen división, enfrentamiento y conflicto, según ha enumerado.

RELACIONADO