El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, investigado por un supuesto soborno de 10 millones

Las autoridades creen que es la persona que transfirió esa suma a Jack Warner, que habría ayudado a dar el Mundial de 2010 a Sudáfrica a cambio del dinero

valcke

Las autoridades estadounidenses creen que el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, realizó transacciones bancarias por 10 millones de dólares que son primordiales en la investigación por corrupción que salpica al organismo, según ha avanzado una fuente familiarizada con la investigación.

Valcke, es descrito como el “funcionario de alto rango” de la entidad que los fiscales dicen que le transfirió esa suma en 2008 a Jack Warner. El secretario general, que no ha sido demandado ni acusado por ninguna mala práctica, es el segundo representante de la FIFA después del presidente Joseph Blatter. Su conexión en el caso fue informada previamente por ‘The New York Times’, que aseguró que Valcke dijo en un correo electrónico al diario que no autorizó el pago ni tenía el poder para hacerlo.

Después de las noticias de su supuesta conexión con el caso, la FIFA anunció que Valcke no asistiría a la apertura de la Copa del Mundo Femenina Canadá 2015 que comienza el 6 de junio. “Es importante que atienda los asuntos en la sede central de la FIFA en Zúrich”, aseguró la FIFA en un comunicado.

Warner, un ex vicepresidente de la FIFA, está entre los nueve dirigentes de la entidad y cinco ejecutivos acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de formar parte de una red criminal que manejó más de 150 millones de dólares en sobornos.

Blatter, de 79 años, no está acusado personalmente y dejó entrever que Estados Unidos hizo públicas las denuncias la semana pasada para complicar su reelección en la FIFA. El pago de 10 millones de dólares es clave en la acusación contra Warner de aceptar un soborno para ayudar a que Sudáfrica ganara la sede del Mundial 2010.