Vía electrónica

El personal sanitario se ocupará de inscribir a los recién nacidos en el Registro Civil a partir del 15 de octubre

No será necesario desplazarse para registrar los nacimientos y defunciones

cola_recortada

El personal sanitario de los hospitales será el encargado de inscribir a los recién nacidos en el Registro Civil a partir del próximo 15 de octubre y remitirá los datos a través de vía electrónica desde los centros médicos, según especifica una enmienda del grupo popular a la ley que regula este servicio, a la que ha tenido acceso Europa Press.

La enmienda detalla el nuevo sistema a seguir para registrar a los bebés que sustituirá al desplazamiento hasta las sedes de los registros que deben efectuar hasta el momento los padres en los días posteriores al nacimiento para inscribir a sus hijos en el Libro de Familia.

Así, establece que la dirección de los hospitales tendrá que comunicar los nacimientos al Registro Civil que corresponda en un plazo de 72 horas. El personal sanitario tendrá la responsabilidad de identificar al recién nacido y comprobar su filiación materna.

Además, tomará las huellas plantares del bebé y las dactilares de la madre. La realización de estas pruebas tendrá que constar en la inscripción y acompañará al formulario oficial que se remitirá de forma electrónica e irá firmado por los padres e incluirá el nombre del niño y su nacionalidad. El facultativo que asista al parto incorporará el parte del nacimiento acompañado de firma electrónica.

En otra enmienda, el PP precisa que hasta que el personal médico no disponga de certificados de firma electrónica, podrá firmar a mano toda la documentación y precisa que, en el futuro, “podrán fijarse otros procedimientos tecnológicos” para cumplimentar estos trámites.

En una tercera enmienda el grupo ‘popular’ se refiere, en concreto, a las defunciones, en las que se seguirá el mismo sistema, enviando electrónicamente la comunicación de fallecimiento.

El registrados telemáticamente desde los hospitales, sin necesidad de desplazamientos a las sedes de los registros civiles, estaba incluida en el Proyecto de Ley de Registro Civil presentado en su día por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón, aunque no tenía fecha de aplicación, sino que se vinculaba a la entrada en vigor de la reforma.