El Gobierno de EEUU investigará las prácticas de la Policía de Baltimore

La calma ha vuelto a la ciudad tras las protestas que sucedieron al funeral de Freddy Gray, que falleció tras una lesión de columna producida durante su detención

protestas2

El Gobierno de EEUU abrirá una investigación a la Policía de Baltimore (Maryland) para determinar si “utiliza de forma habitual fuerza excesiva” en sus operaciones, informaron este viernes medios locales. Según ‘The Washington Post’, CNN y CBS, la fiscal general, Loretta Lynch, ya ha tomado la decisión de abrir una investigación federal a raíz de la muerte de un joven negro que resultó herido cuando se encontraba bajo custodia policial y cuyo caso ocasionó violentas protestas la semana pasada.

Pese a ello, Lynch indicó unas horas antes que hasta dentro de unos días el Departamento de Justicia no anunciará si accede o rechaza la petición del Ayuntamiento de Baltimore para que se investiguen “los patrones y prácticas” de su Policía local.

Esta semana, la calma ha vuelto a la ciudad de Baltimore, después de las violentas protestas que sucedieron al funeral del joven negro Freddy Gray, que falleció el pasado 19 de abril tras haber pasado una semana en coma por una grave lesión de columna sufrida durante su detención.

“Actualmente estamos en el proceso de considerar la petición de las autoridades municipales y dirigentes comunitarios para investigar si el Departamento de Policía de Baltimore incurre en un patrón o práctica de violaciones de los derechos civiles. Tengo la intención de tomar una decisión en los próximos días”, dijo Lynch.

Su antecesor, Eric Holder, llevó a cabo una investigación similar dentro de la Policía de Ferguson (Misuri), donde un policía blanco mató el agosto pasado al joven negro Michael Brown, que iba desarmado y cuyo fallecimiento desató también fuertes protestas.

En ese caso, el informe concluyó que los agentes de Ferguson violaban de forma rutinaria la Constitución del país al detener a personas sin motivo aparente, usar la fuerza excesiva contra ellas o registrarlas obedeciendo a prejuicios raciales.