Crítico con la clase política

El Círculo de Empresarios lamenta que la falta de entendimiento político impida un proyecto de país

Insta a la sociedad civil a 'ponerse las pilas' y movilizarse para influir en positivo, como en la Transición, para que España sea un "país mejor"

circulo empresarios

El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, se ha mostrado este lunes muy crítico con la clase política, a la que ha echado en cara que no busque el entendimiento, se pierda en el insulto y, entre tanto, no aborde un proyecto de país a largo plazo. “Nos preocupa la ignorancia, la frivolidad, la demagogia y la irresponsabilidad, cuatro jinetes desbocados que van por ahí”, ha afirmado.

Durante su intervención en el Foro ABC Deloitte, Vega de Seoane ha recalcado que España es un país que ya durante la Transición, a finales de los años 70, demostró que cuando se pone de acuerdo en cuestiones de mínimos es capaz de salir adelante. Sin embargo, no observa en la España actual ese mismo interés por el consenso, sino “inestabilidad institucional, falta de fe en los poderes públicos y en los dirigentes sociales y políticos”.

“El problema que tenemos es que la gente no se fía y está cabreada”, ha dicho para añadir que ello lo que genera es “comportamientos poco racionales” y “una dinámica en la que gran parte de la energía se pierde en pelear unos con otros”. “Pasa en la política, donde el insulto es lo que se lleva”, ha ejemplificado.

En este punto, ha asegurado que España debería tener un proyecto de país en un horizonte de 10 años, con una lista de reformas consensuadas para que los cambios de gobierno futuros no la alteren, y con la que aspirar a ser una de las economías más competitivas.

El llamamiento de Vega de Seoane no sólo se ha dirigido a la clase política, sino también a toda la sociedad civil, de la que ha dicho que “tiene que ponerse las pilas y movilizarse para influir en positivo, como en la Transición, para que España sea un país mejor”.

Más aún, el presidente del Círculo de Empresarios cree que a nivel nacional imperará la “responsabilidad” política, pero que cuestiones como la deriva catalana preocupan más a su organización “porque gente sensata, que hace tiempo no estaba en esta línea, está justificando y comprendiendo la vertiente separatista”. “Ha llegado demasiado lejos (la cuestión catalana), hay que hablar más”, ha apostillado.

Preguntado por el problema de la corrupción en España, Vega de Seoane ha querido dejar claro que “España no es un país corrupto”, sino que dado que tiene una amplia población estas prácticas irregulares aparecen por una cuestión “estadística”.