El Rey agradece al mundo cultural que busque una sociedad más ‘libre y justa’

El Rey ha agradecido su labor a destacados representantes del mundo de las letras congregados hoy en el Palacio Real para almorzar junto al último Premio Cervantes, Juan Goytisolo, por cumplir con el objetivo de "lograr, en tiempos difíciles, una sociedad más culta y por ello más igual, más libre y más justa".

brindis-500

Don Felipe ha pronunciado un breve discurso en el brindis previo a la comida con la que tradicionalmente se agasaja, en la víspera de la entrega del Premio Cervantes, al autor galardonado con la máxima distinción de las letras hispánicas, y que este año ha reunido en el comedor del Palacio de Oriente a más de un centenar de invitados.

A la espera de la alocución que pronunciará mañana sobre la obra de Goytisolo en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, el Monarca, acompañado de la Reina Letizia, ha alabado hoy la búsqueda de “nuevos caminos” para la novela emprendidos por este “ciudadano del mundo”, ha dicho, al que otro premio Cervantes, Carlos Fuentes, consideraba un escritor también hispanoamericano.

Felipe VI se ha dirigido a académicos, autores premiados, directores del Instituto Cervantes, escritores, editores, libreros y periodistas para mostrarles todo su respaldo: “Todos vosotros servís con vuestro trabajo al objetivo de lograr, en tiempos difíciles, una sociedad más culta y por ello más igual, más libre y más justa”.

Es la primera vez que don Felipe preside como Rey esta comida, aunque en otras dos ocasiones lo hizo, siendo Príncipe de Asturias, en ausencia por motivos de salud de su padre, el Rey Juan Carlos I.

Antes de alzar su copa para trasladar su “gratitud” y “estímulo” al mundo de las letras, el Monarca ha dicho que él y la Reina están convencidos de que “la literatura y los libros que le dan soporte constituyen un poderoso instrumento al servicio del ambicioso programa quijotesco”.

Y al hablar de Cervantes y El Quijote, “el caballero de la eterna juventud”, ha subrayado, ha evocado las palabras que sobre él escribió Nazarín Hiknet, quien dijo que “partió una bella mañana de julio/ para conquistar lo bello, lo verdadero y lo justo”.

Juan Goytisolo, que acudió a la comida acompañado de su sobrina Julia Goytisolo, era y es para el Monarca “un ciudadano del mundo convencido firmemente de ‘lo bello, lo verdadero y lo justo”.

Y si el mexicano Carlos Fuentes consideró al autor nacido en Barcelona un escritor iberoamericano era porque, ha recordado el Rey, “compartía las mismas inquietudes estéticas de quienes, desde la disidencia y la duda, buscaban abrir nuevos caminos a la novela”.

Antes del almuerzo, los Reyes han saludado en la saleta Gasparini a todos y cada uno de los invitados, en primer lugar al ministro de Cultura, José Ignacio Wert, seguido del poeta Antonio Gamoneda, premio Cervantes y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en sus respectivas ediciones de 2006.

Mañana el Rey entregará su Cervantes a Luis Goytisolo en Alcalá de Henares, en el día del libro, al tiempo que, en Barcelona, con motivo de San Jordi, ha recordado don Felipe, “se entrelazarán libros y rosas”.