Varios guardias civiles contusionados al intentar contener un asalto masivo a la valla de Melilla

La estructura que marca la frontera entre España y Marruecos ha sufrido diversos daños por la presión de unos 300 inmigrantes, que pretendían aprovechar la niebla

melilla

Varios agentes de la Guardia Civil han resultado contusionados, aunque únicamente uno ha necesitado asistencia sanitaria por un fuerte golpe en la rodilla, después de hacer frente a un intento de entrada de unos 300 inmigrantes subsaharianos por la valla que separa España de Marruecos. Según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno, debido a presión de los inmigrantes la parte del vallado por la que se ha producido el intento de acceso ha sufrido daños que aún están por evaluar, si bien ningún indocumentado pudo acceder a territorio nacional.

Según las mismas fuentes, la rápida reacción de la Guardia Civil, que percibió cómo unos 300 inmigrantes subsaharianos se dirigían a la carrera desde Marruecos hasta la valla de Melilla por la zona próxima al cementerio musulmán, ha logrado evitar este martes, poco antes de las 07.00 horas, un nuevo salto al vallado fronterizo.

A pesar de la fuerte niebla, ha subrayado que el dispositivo anti-intrusión de la Benemérita “ha logrado detectar al grupo y desplegar con prontitud todos los recursos encaminados a la custodia y salvaguarda de las lindes fronterizas”.

No obstante, ha admitido que los inmigrantes subsaharianos “lograron alcanzar la valla exterior aunque ninguno de ellos logró superar el triple sistema de vallado” que separa Melilla de Marruecos. No obstante, la valla ha sufrido diversos daños “pendientes de evaluación”.

Colaboración con Marruecos

La Delegación del Gobierno en Melilla ha destacado “la cooperación de las fuerzas marroquíes, que resultó decisiva también para frustrar el intento de salto masivo”.

Asimismo, ha indicado que, a consecuencia de la intervención, “varios guardias civiles han sufrido contusiones, aunque sólo uno de ellos ha requerido asistencia sanitaria por un fuerte golpe en una rodilla”.

El intento de salto se produce después de otros dos registrados en la mañana del pasado 7 de abril, en los que lograron acceder a la ciudad cuatro inmigrantes subsaharianos.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha expresado su apoyo a la Guardia Civil en sus labores de custodia y vigilancia de la frontera de Melilla y ha expresado su deseo de “una pronta recuperación a los guardias que han resultado heridos o contusionados tras intervenir en el salto registrado esta misma mañana”.

RELACIONADO