Operación Pastor

Una detenida del frente de presos de ETA tenía un manual de “cómo fabricar un terrorista”

Nagore López de Luzuriaga ha quedado en libertad este viernes tras prestar declaración y pagar una fianza de 15.000 euros

eta

Una responsable de Etxerat detenida en el marco de la operación Pastor contra el entramado de apoyo a presos de ETA, y que este viernes ha quedado en libertad junto a otros tres arrestados tras pagar sendas fianzas de 15.000 euros, tenía un manual que explicaba “cómo fabricar un terrorista”.

Según han informado fuentes jurídicas, los cuatro han quedado libres una vez han pagado la fianza que les había impuesto el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco tras tomarles declaración en la mañana de este viernes, imputados de un delito de integración terrorista.

El juez entiende, en su auto de prisión bajo fianza, que los detenidos -Oihana Barrios Salinas, Izaskun Abaigar García de Acilu, Nagore López de Luzuriaga y Fernando Arburúa Iparagirre- actuaban a las órdenes de ETA para cohesionar a los presos bajo la cobertura de los colectivos de asistencia a estos (Etxerat y Jaiki Hadi).

Según explica Velasco en su auto, a una de ellas, Nagore López de Luzuriaga, se le incautó un manual de “cómo fabricar un terrorista”.

López de Luzuriaga formó parte de la representación de la asociación de familiares de encarcelados de la banda terrorista, Etxerat, que en febrero pasado se reunió con el lehendakari, Iñigo Urkullu, en un encuentro en que ambas partes coincidieron en la necesidad de acabar con la dispersión de los reclusos etarras.

En la operación también les fueron requisados a otros dos detenidos pequeños rollos de papel en forma de canutillos utilizados para hacer llegar información de los presos a la direccion de la banda terrorista.

En uno de los canutillos incautados, uno de los reclusos advertía de su separación del colectivo de presos EPPK y asumía que, como consecuencia de ello, se quedaría sin asistencia letrada, psicológica y económica.

El magistrado ha impuesto a todos ellos las fianzas para eludir la prisión a instancias de la Fiscalía y les imputa el mismo delito de integración en banda terrorista. Además de la fianza, a López de Luzuriaga el juez también le ha impuesto como medida cautelar la prohibición de efectuar visitas a los presos sin su permiso.

Los cuatro detenidos, según el Ministerio del Interior, formaban parte del espacio de coordinación denominado KG, que definía la estrategia de las organizaciones que forman el “frente de cárceles” para mantener la unidad de acción de los presos de ETA. Así, participaban de forma activa en el Núcleo de Coordinación/Koordinazioa Gunea-KG, del que se valían ETA y el KT-Koordinazioa Taldea para controlar ese frente.

La cuarta operación contra el frente de presos

Se trata de la cuarta operación de la Guardia Civil, desde septiembre de 2013, contra las diferentes estructuras de ese frente.

Las tres operaciones anteriores se dirigieron hacia la dirección nacional de Herrira en septiembre de 2013; los integrantes del Koordinazioa Taldea-KT en enero de 2014, y la estructura del Colectivo de Abogados-BL, así como los responsables del aparato de tesorería de Herrira (“Sostengu”) en enero de este año, con más de cuarenta personas imputadas.

En la operación contra KT, llamada Jaque, el juez Velasco envió a prisión a ocho de los detenidos por pertenencia a organización terrorista, entre ellos a los abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza, por conformar “un brazo operativo más de la ETA misma”.