Según el portavoz de la AEMET

Las lluvias seguirán hasta el jueves y la Semana Santa comenzará con predominio de sol y subida de temperaturas

Las temperaturas comenzarán a subir ligeramente este martes en el centro peninsular y Galicia y bajarán en el resto del país

lluvia

La inestabilidad seguirá este martes, con precipitaciones que serán generalizadas en casi toda la Península, y el miércoles, pero a partir del jueves, comenzará a predominar el tiempo anticiclónico y subirán las temperaturas, de modo que el primer fin de semana de la Semana Santa, la mejoría se notará en todo el país, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Ángel Alcázar, este martes las precipitaciones serán generalizadas en casi toda la Península y localmente fuertes o persistentes en el sureste, Baleares, Comunidad Valenciana y después, comenzará a verse afectada el área Cantábrica, sobre todo Cantabria y País Vasco y, de forma más débil en Asturias y Galicia.

También lloverá este martes en Canarias, aunque de forma más débil y sobre todo en el norte del archipiélago, la primera mitad del día. En concreto, ha apuntado que algunas de estas precipitaciones serán en forma de nieve en la cordillera Cantábrica y algunas zonas de País Vasco y Pirineos, ya que la cota de nieve estará en el extremo norte entre los 600 y los 800 metros y después subirá a unos 1.000 metros de altura. En el resto de la Península nevará a partir de 1.200 metros, por lo que afectará al sistema central y algunas zonas altas de la meseta norte y del sistema Ibérico.

En cuanto a las temperaturas, ha dicho que este martes comenzarán a subir ligeramente en el centro peninsular y Galicia y que bajarán en el resto del país, sobre todo en el sur, y en Canarias.

Respecto al miércoles, Alcázar ha apuntado que la inestabilidad saldrá al Mediterráneo y se notará un “cambio de tendencia bastante importante” en la mayor parte del país, menos en el nordeste peninsular, porque la inestabilidad se concentrará en el extremo nordeste y Baleares.

“Lo más importante es que se definirá un flujo de norte muy claro en prácticamente toda la Península y eso hará que bajen las temperaturas bastante, sobre todo en la zona de Cataluña y en cambio quedará al margen de la bajada la zona más al sur de la Península”, ha comentado.

Con esa situación, ha añadido que también se prevé gran nubosidad de retención y precipitaciones en el Cantábrico, sobre todo en la zona más oriental, y tenderá a subir la cota de nieve que, al principio del día estará bastante baja, por lo que en esa zona las precipitaciones serán en forma de nieve en bastantes zonas”.

Ya el jueves, el portavoz estima que las precipitaciones quedarán restringidas al Cantábrico oriental, norte de Aragón, Pirineos, Cataluña y Baleares donde serán “muy” persistentes, lo que significa que lloverá todo el día. La cota de nieve subirá hasta 1.300 metros de altura.

Alcázar espera que ese día, en el resto del país, comenzará a haber buen tiempo, con cielo despejado o con pocas nubes y con termómetros en ascenso durante el día. Sin embargo, prevé que las nocturnas podrán bajar, debido a que el flujo sigue siendo de norte, por lo que volverá la situación de gran oscilación térmica entre los valores diurnos y nocturnos. “Serán temperaturas primaverales de día y de invierno de noche”, ha comentado.

Este aumento, según ha indicado, será paulatino a lo largo de los días siguientes. Por ejemplo, ha explicado que el jueves en Sevilla tendrán unos 20 grados centígrados pero el fin de semana superarán los 25 grados centígrados. En Madrid ella subida se notará más el viernes y el fin de semana rondarán los 20 grados centígrados. Por el contrario, ha pronosticado que no se notará este ascenso en Santander, donde no llegarán a 15 grados centígrados en el fin de semana y seguirán con algunas precipitaciones.

Por otro lado, en las zonas del norte donde llegue el viento de componente norte, tampoco se notará mucho, como en La Coruña, no superarán los 13 o 14 grados centígrados y seguirán con nubes e intervalos lluviosos. También ha puesto de ejemplo a León, donde sí experimentarán un cambio significativo ya que el viernes podrán alcanzar los 18 grados centígrados.

Llega Semana Santa

Tras esta situación, el portavoz de la AEMET ha señalado que la Semana Santa llegará este viernes con precipitaciones locales persistentes en el Cantábrico oriental, norte de Aragón, Pirineos donde podrán haber precipitaciones persistentes. En el resto de la franja norte (Galicia, Asturias y Cataluña) tendrán menos precipitaciones y serán más débiles y no tan persistentes y también habrá alguna lluvia en los sistemas montañosos Central e Ibérico.

Sin embargo, ha pronosticado que en el resto de la Península predominarán los cielos con pocas nubes y las temperaturas tenderán a subir a partir del viernes y el sábado. En Canarias la Semana Santa comenzará con su meteorología habitual de régimen de alisios, es decir vientos del noreste y algunas lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve. Sobre Baleares ha vaticinado que el tiempo “mejorará claramente” y también participará del ascenso térmico.

En definitiva, estima durante el Domingo de Ramos predominará el tiempo anticiclónico y así seguirá hasta el martes, aunque el resto de la Semana Santa tendrá “oscilaciones”.

De momento, Alcázar ha apuntado que para la segunda mitad de la semana hay distintos escenarios o posibilidades por lo que es pronto para aventurarse, pero cree que las zonas donde se prevé más inestabilidad son aquellas zonas del nordeste de la Península, porque aún tendrá viento de norte.