Detenida una periodista en Melilla por ayudar a varios inmigrantes que saltaron la valla

Unos 70 intentaron entrar, pero solo unos pocos consiguieron su meta, y nueve de ellos permanecen encaramados a la alambrada

valla_melilla

La fotoperiodista detenida este miércoles por la Guardia Civil tras un intento de salto de la valla de Melilla está considerada como presunta autora de un delito de favorecimiento de la inmigración irregular, al ser interceptada en su vehículo con cuatro subsaharianos dirigiéndose al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa, esta detención “no guarda ninguna relación con el ejercicio del derecho a la información“, dado que “cuando se la detiene ni se encontraba ejerciendo como periodista en la zona de seguridad próxima al salto, ni tampoco ella se identifica como tal”.

La institución no concreta en su nota oficial la identidad de la detenida, de la únicamente dice que es “una mujer melillense” y ejerce como fotoperiodista local, la cual “colabora con distintos medios de comunicación”. Según ha podido saber Efe, la fotoperiodista detenida es Ángela Ríos, que trabaja como “freelance”.

Fuentes policiales han informado de que fue trasladada a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla con su vehículo, en el que había sido sorprendida con cuatro inmigrantes justo después de producirse el intento de entrada por la valla.

Sobre estos hechos, la Delegación del Gobierno ha informado de que los inmigrantes, inmediatamente después de producirse el salto, “fueron avistados por miembros de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) cuando circulaban, en dirección al CETI, a bordo de un vehículo conducido por una mujer melillense”.

Los inmigrantes finalmente escaparon del vehículo y los guardias civiles solo consiguieron interceptar a la mujer que conducía el automóvil, que fue trasladada a la Comandancia de la Guardia Civil, en calidad de detenida, para la instrucción de diligencias como supuesta autora de un presunto delito de favorecimiento de la inmigración irregular.

Además de estos cuatro inmigrantes que fueron avistados en el interior de un automóvil, en este nuevo intento de entrada ha logrado acceder a Melilla un subsahariano por presentar una herida en la mano derecha, por la que fue atendido por los servicios de Cruz Roja a requerimiento de la propia Guardia Civil.

La Delegación del Gobierno ha informado de que el intento de entrada se produjo a las 5.20 horas, cuando un grupo de unos 70 subsaharianos logró alcanzar el vallado aprovechando la espesa niebla que cubría en ese momento la ciudad y que “ha impedido una mayor efectividad del sistema de alerta temprana”. No obstante, sí se ha desplegado en la zona un amplio dispositivo de seguridad de la Guardia Civil, con unidades de su Comandancia en Melilla y de los ARS destinados al refuerzo fronterizo.

Según la Delegación del Gobierno, este dispositivo es lo que ha logrado frustrar el salto, que se ha producido por la zona comprendida entre el Cerro de la Palma Santa y el puesto fronterizo de Farhana, donde permanecen encaramados un grupo de 9 inmigrantes.

Este intento de entrada se produce casi tres semanas después del último, que tuvo lugar el 19 de febrero, en el que 100 trataron de acceder irregularmente a la ciudad autónoma y 35 lograron su propósito, la entrada más numerosa en lo que va de año.