Fernández Díaz sobre la reunión de González con la Policía: “Que responda el PSOE, que gobernaba entonces”

El ministro del Interior pide "respeto" a la instrucción judicial

fernandez_diaz

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado este viernes que hay abiertas varias causas judiciales cruzadas en torno al caso del ático del presidente madrileño, Ignacio González, y ha señalado que, en cualquier caso, deberán de responder quienes gobernaban entonces en funciones, es decir el PSOE. Fernández Díaz ha respondido así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntado por el cruce de acusaciones entre González y dos comisarios con los que mantuvo una reunión en Madrid en la que, según el presidente madrileño, fue chantajeado por esos dos mandos.

Fue el 29 de noviembre de 2011 cuando se produjo esa reunión -ha explicado el ministro-, días antes de que el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fuera investido -el 19 de diciembre- y de que los miembros del Ejecutivo juraran su cargo, el 22 de diciembre.

El PP no estaba al frente del Gobierno ni yo en el Ministerio del Interior. Tendrán que responder quienes gobernaban, aunque fuera en funciones”, ha subrayado el ministro antes de reiterar que el asunto está judicializado y que hay que respetar la instrucción judicial. En ese sentido, ha pedido cautela y prudencia a la hora de abordar este asunto en el que hay “un cruce de denuncias ante los juzgados que tendrán que dilucidar las jueces”.

Fernández Díaz ha señalado que el juzgado de instrucción número 47 de Madrid solicitó el 27 de marzo al director general de al Policía que en plazo de siete días hábiles le remitiera el original o copia del expediente de la investigación interna para esclarecen la “investigación ilegal” de la que había sido objeto González por parte de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Pedía también el magistrado que esa resolución se pusiera en conocimiento del Ministerio Fiscal y las partes.

La Dirección General de la Policía cumplió con el requerimiento y envió copia autentificada del expediente abierto al entonces comisario de Marbella Agapito Hermes de Dios, y en el que ya se informaba de la reunión entre González y los dos mandos policiales. El titular de Interior ha considerado que esa explicación era “más que suficiente”.

González denunció el pasado lunes ante los medios de comunicación haber sufrido un intento de “extorsión” policial para que retirara las denuncias por la investigación sobre el ático que posee en Estepona. El presidente madrileño desmintió la información que publicaba ese día ‘El Mundo’, según la cual mantuvo una reunión, en noviembre de 2011, con los comisarios Enrique García Castaño y José Manuel Villarejo para pedirles que no transcendiera que era el inquilino de un ático adquirido por un testaferro a través de una sociedad creada ad hoc y radicada en un paraíso fiscal.

Al día siguiente, el martes, el comisario Villarejo presentó una denuncia contra González por denuncia falsa, amenazas y coacciones, así como por injurias y calumnias agravadas por la publicidad.

RELACIONADO