Netanyahu: ‘La batalla entre Irán y el EI no debe convertir a Irán en amigo de EEUU’

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró hoy ante el Congreso de Estados Unidos que el pueblo judío sufre "otro intento de destrucción" en referencia a las intenciones del Gobierno iraní de desarrollar un proyecto nuclear. "El régimen de Irán es tan radical como siempre. (...) La batalla entre Irán y el Estado Islámico no debe convertir a Irán en un amigo de Estados Unidos", insistió Netanyahu sobre la nueva amenaza del grupo yihadista, también enfrentado con Teherán. Netanyahu ha estado arropado en todo momento por José María Aznar, quien ha aplaudido el discurso de Netanyahu y quien 24 horas antes intervino en la conferencia anual del AIPAC, el mayor grupo de presión judío de Estados Unidos, defendiendo las posturas israelíes y siendo largamente ovacionado.

netanyahu

“En lo que respecta al EI, el enemigo de tu enemigo es tu enemigo”, afirmó el líder israelí, que insistió en que “acabar con el EI y dejar que Irán consiga armas nucleares sería ganar una batalla pero perder la guerra”.

El político comparó la situación con un competición entre Irán y los yihadistas radicales por la corona del islam militante, en un “mortal Juego de Tronos”.

Netanyahu subrayó que las negociaciones nucleares con el régimen del ayatolá Jamenei del Grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido más Alemania) no implicarían la demolición de las instalaciones de enriquecimiento de uranio en suelo iraní, sino que estarían bajo la supervisión de inspectores.

“Este acuerdo no acabará con las armas. Acabará con el control de las armas”, dijo el primer ministro, que puso el acento sobre una de las disposiciones tratadas en las conversaciones del acuerdo sobre el levantamiento de restricciones a Irán en un década si cumple los requisitos.

“Irán puede conseguir la bomba (nuclear) quebrando el acuerdo, pero también puede conseguirla cumpliendo los términos”, apuntó Netanyahu, al reiterar la laxitud de la supervisión que, según él, están considerando en los diálogos.

Por ello, el primer ministro israelí llamó a buscar un “acuerdo mejor”, ya que, según aseguró, “es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo” nuclear. “No podemos apostar la seguridad mundial a la esperanza de que Irán cambie a mejor”, reiteró entre aplausos.

RELACIONADO