Más de 20.000 rusos muestran su repulsa por el asesinato del opositor Nemtsov

Los investigadores no descartan que pueda haber sido un ataque yihadista por la postura del político fallecido frente a la masacre de los periodistas de la revista 'Charlie Hebdo'

moscu

Decenas de miles de personas recorren las calles de Moscú hacia el puente donde fue asesinado el pasado viernes el opositor ruso Boris Nemtsov, en una de las marchas contra el Kremlin más multitudinarias que se recuerdan. Las autoridades cifran un mínimo de 16.500 participantes a mitad del recorrido, mientras que los organizadores apuntan que el número podría acercarse a los más de 20.000. A ello hay que añadir otras 6.000 personas en San Petersburgo.

La policía detuvo en Moscú al diputado ucraniano Alexandr Goncharenko, de 34 años miembro del grupo parlamentario del bloque del presidente ucraniano, Petró Poroshenko. “Yo no llevaba pancartas ni banderas: me detuvieron por la camiseta”, escribió el propio diputado en Facebook, que publicó una foto suya en la marcha en la que se le ve con una camiseta blanca con el retrato de Nemtsov y la leyenda “Los héroes no mueren”, en ucraniano.

Ese lema fue la consigna que adoptaron después de la primeras víctimas mortales los participantes de la revuelta civil en Kiev que en febrero de 2014 condujo al derrocamiento del presidente Víktor Yanukovich.

Según fuentes citadas por la agencia Interfax, Goncharenko podría ser requerido en relación a los sangrientos enfrentamientos que tuvieron lugar en Odessa en 2 de mayo del año pasado, cuando unos cincuenta manifestante prorrusos murieron calcinados en el incendio de la Casa de la Cultura de esa ciudad ucraniana.

“No tengo miedo”, “Lucha”, “La propaganda mata”, rezan algunas de la pancartas que portan este domingo los manifestantes, la mayoría de los cuales llevan banderas rusas con crespones negros y retratos del político asesinado.

“Conocí a Boris durante muchos años”, declaró el político Valery Borschev al portal de noticias Mashable. “La suya era una política que anteponía los Derechos Humanos a todo lo demás“. El periodista Glenn Kates reflexiona: “Es desconcertante ver a tanta cantidad de gente en una manifestación sin que Nemtsov esté a la cabeza de la marcha”.

Muchos de los asistentes llevan banderas, eslóganes como “los héroes nunca mueren” y retratos del fallecido ex viceprimer ministro bajo el Gobierno de Boris Yeltsin, cuyo asesinato ha sido condenado por la comunidad internacional, que ha exigido al Kremlin una investigación limpia y transparente.

La investigación

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha prometido a la madre de Nemtsov que se hará “todo lo posible” para que los responsables de su muerte serán castigados, ha informado el Kremlin.

“Se hará todo lo posible para que quienes han organizado y ejecutado este asesinato vil y sin escrúpulos sean castigados”, afirma Putin en un telegrama dirigido a Dina Eidman, madre de Nemtsov.

En el texto, el mandatario ruso asegura que Nemtsov, que tenía 55 años de edad en el momento de su muerte, ha dejado su huella en la historia, la política y la vida pública rusa y que siempre defendió sus opiniones con honestidad.

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia ha ofrecido una recompensa de tres millones de rublos, cerca de 50.000 dólares, por “información valiosa” para la investigación del asesinato de Nemtsov.

El CI informó de que volverá a tomar declaración a la joven ucraniana Anna Durítskaya, con la que paseaba Nemtsov cuando al filo de la medianoche del viernes fue asesinado de cuatro tiros por la espalda.

Este sábado, el portavoz del CI, Vladímir Markin, indicó que los investigadores manejaban numerosas hipótesis sobre los posibles motivos del asesinato, incluso la de que se haya tratado de un ataque islamista.

“La investigación dispone de información acerca de que Nemstov recibió amenazas por su postura frente a la masacre de los periodistas de la revista ‘Charlie Hebdo’”, dijo.