Asesinato "cuidadosamente planeado"

La investigación del Kremlin sobre la muerte de Nemtsov apunta a un “intento de desestabilización política”

Las numerosas líneas de investigación abiertas tampoco descartan la posibilidad de que se trate de un ataque islamista o una consecuencia del conflicto en Ucrania

La comisión oficial investigadora del asesinato ayer del opositor y ex viceprimer ministro Boris Nemtsov percibe indicios de que su muerte podría deberse a un intento de desestabilizar la situación política en Rusia, según informó el representante oficial de la portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Vladimir Markin, a la agencia de noticias Interfax.

Sin embargo, las numerosas líneas de investigación abiertas tampoco descartan la posibilidad de que se trate de un ataque islamista o una consecuencia del conflicto en Ucrania. “No es ningún secreto que en las dos partes en conflicto existen personajes muy radicales, que no están sujetos a ninguna autoridad”, ha declarado Markin. Tampoco se descarta una venganza personal contra el propio Nemtsov.

En cualquier caso, se trató de un asesinato “cuidadosamente planeado”, según fuentes de la agencia. El arma empleada, según las imágenes de las cámaras de seguridad y los casquillos recogidos, es una pistola Makarov de 9mm.

“No hay duda de que el asesinato fue cuidadosamente planeado, ” según el representante oficial de la portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Vladimir Markin. “Según la investigación, Boris Nemtsov se dirigía con su compañera a su apartamento, que está cerca de la escena. Y es obvio que los organizadores y autores de este crimen conocían la supuesta ruta”, ha añadido.

Nemtsov fue asesinado cuando paseaba con una mujer cerca de la Plaza Roja, en el centro de Moscú. Un coche se acercó y disparó hasta en siete ocasiones, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik.

Pese a que en la escena del crimen se han encontrado seis casquillos de bala, los investigadores creen que pudo haber hasta siete u ocho disparos. La Policía busca al autor o autores de los hechos y se ha establecido un fuerte dispositivo policial en la zona.

La Policía ha identificado al vehículo desde el que se ha disparado como un Ford blanco, que ha sido grabado por varias cámaras de seguridad. Al parecer se conoce el número de matrícula, aunque las autoridades no han informado de quién pertenece el coche o si había sido robado.