Acaba el Debate con la aprobación de las 19 propuestas, las 15 de PP, tres de CiU y la de UPN

La vigésimoquinta edición del Debate sobre el estado de la Nación ha concluido cerca de las dos de la tarde de este jueves tras la aprobación de 19 propuestas de resolución, las 15 que había presentado el PP más tres que pactó con CiU y la que había registrado UPN.

congreso-500

El PP no ha aceptado ninguna de las propuestas de resolución del PSOE, ni de UPyD, pero sí ha pactado con cada uno de ellos una de sus propias mociones. No ha habido acuerdo alguno con Izquierda Plural, el PNV ni los demás partidos del Grupo Mixto.

En concreto, el Grupo Popular ha pactado con CiU tres propuestas de resolución que habían presentado los nacionalistas y que se referían a medidas de regeneración democrática, la ley de segunda oportunidad y dependencia. Además, ha aceptado una enmienda de CiU a una de las propuestas del Grupo Popular, relativa a Formación y Empleo. Con el PSOE, el PP ha pactado su resolución sobre las líneas maestras de la política exterior. Además, ha recibido el apoyo de los socialistas al refrendo del pacto contra el yihadismo. Eso sí, ha tumbado las 15 propuestas registradas por los socialistas.

Entre otras cosas, el PP ha enterrado la petición del PSOE de abrir una debate en el Congreso para reformar la Constitución. El voto en contra de la mayoría del PP cierra la puerta a la aspiración del PSOE de revisar el modelo territorial y encaminarlo hacia un esquema federal como fórmula para resolver problemas como el de Cataluña y poner al día la estructura institucional del país. La moción socialista ha contado con el voto en contra de PP, UPyD y PNV, la abstención de CiU, ERC y BNG y el respaldo de IU y Amaiur.

Tras el rechazo por parte del PP, el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, ha advertido al grupo mayoritario de que los “debates” y “consensos” en torno a la reforma constitucional para revisar el modelo territorial “tendrán que presidir la agenda política en los próximos tiempos en España. A juicio de Hernando, será “imprescindible” acordar una “solución equilibrada” para el “problema político” de Cataluña. “Sólo así se superará el conflicto”, ha añadido.

El PSOE decidió incluir la reforma constitucional entre sus propuestas de resolución derivadas del debate de política general celebrado esta semana. La revisión de la ley fundamental incluye, entre otras medidas, la delimitación de las competencias del Estado y de las comunidades autónomas, la reforma del Senado, el reconocimiento de las singularidades de algunas regiones y el blindaje de la financiación de los servicios públicos básicos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, formalizó la petición de su partido en el Congreso el pasado 4 de diciembre, en víspera del Día de la Constitución. La idea era crear una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional del Congreso para ir discutiendo el enfoque de la reforma con la comparecencia de expertos y la recogida de informes de organismos institucionales. Aunque la solicitud de que se cree la subcomisión aún está viva y pendiente de su debate en la Comisión Constitucional, el rechazo del PP a la propuesta de resolución votada hoy frustra la esperanza del PSOE de que este asunto se ponga en marcha antes de que acabe la legislatura en noviembre.

En el anterior debate de la nación celebrado en febrero de 2014, el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya planteó una propuesta de resolución a favor de la renovación del marco constitucional en términos similares, que ni PP, ni CiU apoyaron, por lo quedó en el cajón.

El PP sí ha apoyado la propuesta de UPN pidiendo medidas ante la crecida del Ebro, respaldada a su vez por los socialistas y otros grupos, y ha aceptado una enmienda puntual de UPyD a la moción que había registrado el Grupo Popular en materia de justicia. No obstante, tanto UPyD y PSOE como Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el PNV, Amaiur, Esquerra (ERC), BNG, CC-NC, Comopromís-Equo, Foro Asturias y Geroa Bai han visto rechazadas todas sus propuestas de resolución.

Con el debate y votación de estas iniciativas se pone punto final a este Debate, que ha consumido casi quince horas de sesión parlamentaria en el Pleno del Congreso. El primer día, cuando el presidente Mariano Rajoy se presentó en la Cámara y debatió con PSOE, CiU, Izquierda Plural y UPyD, hubo casi siete horas de debates. El miércoles, que fue turno para el resto de grupos fueron otras cinco horas. Y este jueves han sido otras tres.