Gobierno y PSOE coinciden en que España no es Grecia

El ministro de Economía, Luis de Guindos, asegura que en España no habrá un efecto contagio derivado de la victoria de Syriza en las elecciones griegas y subraya que "aquí se evitó el rescate" y el ciudadano valorará la recuperación. Por su parte, la secretaria del PSOE para la UE, Iratxe García, confía en que la victoria de Syriza en Grecia ayude a cambiar las políticas europeas centradas en la austeridad.

guindos-500

En una entrevista que publica hoy el diario Expansión, el titular de Economía reitera que en 2015 la economía española podría crecer hasta el 2,5 %, impulsada por el euro y el petróleo, y de haber alguna desviación “sería al alza”. De Guindos sostiene que Grecia necesita continuar con el apoyo financiero de la zona euro y el nuevo Gobierno deberá mantener sus compromisos, “imprescindibles” para devolver a Grecia el crecimiento.

Preguntado por las elecciones españolas y el efecto contagio, el titular de Economía insiste en que “no es comparable ni equiparable” e incide en los siete trimestres de crecimiento y el hecho de que España sea el país de la zona euro que más empleo crea. De Guindos reconoce que hay inquietud entre los inversores por el auge de Podemos, “pero el ciudadano acabará valorando la estabilidad política”.

Entretanto, la secretaria del PSOE para la UE, asegura que su partido está esperanzado en que Grecia pueda “salir adelante” y en que, mediante el diálogo con todas las fuerzas progresistas, ayude a “impulsar los cambios que Europa necesita”. En diversas entrevistas radiofónicas, Iratxe García ha apuntado que, para los socialistas europeos, la renegociación de la deuda -que es uno de los objetivos de Syriza- “no es un tabú” y ha defendido que el diálogo entre las fuerzas de izquierda puede servir para impulsar cambios en la política europea como los que, a su juicio, se empiezan a vislumbrar en medidas como el plan de inversión de la Comisión o el programa de compra de deuda que el BCE.

A su juicio, estas medidas han puesto de manifiesto que “Europa tiene que cambiar” y que las políticas de austeridad “que tanto daño han causado en el sur de Europa” han sido “un fracaso”. En todo caso, ha subrayado que el panorama político y económico griego es distinto al español y que Syriza no es Podemos, puesto que el partido de izquierda radical griego lleva 10 años presentándose a elecciones y se definen como partido de izquierda radical, mientras que los de Pablo iglesias dicen ahora que definir el escenario en términos de izquierda y derecha es un “juego de trileros”. Por su parte, ha defendido que el PSOE está “trabajando por ser alternativa de Gobierno”. En su opinión, Syriza tiene ahora la responsabilidad de convertir en realidad sus principios e impulsar un cambio en Grecia y en Europa.

Iratxe García, por otra parte, ha atribuido la debacle de su partido hermano, el PASOK, a su decisión de apoyar, en 2012, la investidura del conservador Antonis Samaras para garantizar la gobernabilidad de Grecia.