La mayoría de dirigentes de IU quieren expulsar a los portavoces de Madrid si no dimiten

La formación quiere cerrar la crisis abierta tras determinarse la responsabilidad política en el caso Caja Madrid y las tarjetas opacas de Ángel Pérez y Gregorio Gordo

Ángel Pérez y Gregorio Gordo

La mayoría de los coordinadores regionales de IU quieren que los portavoces de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo, sean expulsados si no presentan su dimisión inmediata, han confirmado a Efe fuentes de la dirección tras una reunión extraordinaria presidida por Cayo Lara.

Todos los coordinadores, salvo el de Extremadura, Pedro Escobar, y los representantes de la gestora de Madrid, se mostraron a favor de expulsar a Gordo y Pérez en una reunión convocada el sábado para abordar la crisis de Madrid.

Una crisis que se desencadenó a raíz de que la Presidencia Federal aprobara a mediados de diciembre pasado pedirles que cesaran en sus cargos tras determinar su responsabilidad política en el caso Caja Madrid y las tarjetas opacas. Sin embargo, hasta ahora han hecho caso omiso de la decisión adoptada por el órgano ejecutivo, pese a las reiteradas peticiones de que fuera acatada.

Los máximos responsables autonómicos de IU también se mostraron mayoritariamente partidarios de intervenir la federación madrileña y zanjar esta crítica situación que ha partido en dos a IU en Madrid.

Por un lado, la corriente que controlan Ángel Pérez y Gregorio Gordo, y por otra, la que representan los ganadores de las primarias para la Comunidad, Tania Sánchez, y para el Ayuntamiento, Mauricio Valiente.

Respaldo de Cayo Lara a Tania Sánchez

IU-Madrid lleva casi dos meses gestionada por una dirección colegiada, desde que Eddy Sánchez presentara su dimisión unos días después de la victoria de Sánchez y Valiente.

Otra de las cosas que el sábado prácticamente se cerró es que los dos candidatos madrileños fueran respaldados en un acto público por el coordinador federal, Cayo Lara, para dar esa imagen de partido unido que tanto necesitan en este momento de cara a las elecciones.

Un respaldo que les vendría muy bien, sobre todo a Tania Sánchez, a quien se le cuestiona fuera y dentro de su partido por los contratos que su hermano firmó con el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid cuando ella era concejal.

Ese apoyo sería también un espaldarazo a la propuesta de Tania Sánchez de “converger” con otras fuerzas políticas para presentar una candidatura fuerte a los comicios frente al sector que defiende que es mejor concurrir solo con las siglas de IU.

En todo caso, todas estas cuestiones se llevarán a una reunión de la Presidencia, que se convocará el viernes y que será la que decida sobre el futuro de Ángel Pérez y Gregorio Gordo.

Las mismas fuentes creen que es urgente solucionar este problema porque está “perjudicando” la imagen de IU, cuando las elecciones autonómicas y municipales están a la vuelta de la esquina.

Etiquetas: