Maduro ante la crisis de Venezuela: “Dios proveerá”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha prometido este miércoles aumentar en un 15 por ciento el salario mínimo y las pensiones en el país sudamericano antes del 1 de mayo, sin embargo, a su vez el mandatario ha planteado un posible incremento del precio de la gasolina, al entender que es "necesario" que se cobre el combustible de manera justa. En un momento de su su mensaje anual ante la Asamblea Nacional, ha dicho: “El barril de crudo cayó de 96 a 40 dólares, pero no nos faltarán los recursos. El petróleo nunca volverá a los 100 dólares, pero Dios proveerá. Jamás le faltará a Venezuela”.

maduro-500

La gasolina en Venezuela es la más barata del mundo y el subsidio le cuesta al Estado unos 12.500 millones de dólares anuales. Por ello, Maduro ha instado a debatir el precio de la gasolina para lograr establecer un régimen de precios “equilibrados y justos”, durante su alocución para rendir cuentas tras un 2014 marcado por la crisis económica.

En medio de un fuerte retroceso de sus ingresos tras la caída de los precios internacionales del crudo, el Gobierno de Venezuela ha apostado por “abrir el debate” y ha animado a los transportistas a emprender negociaciones para que se pueda llevar a cabo la medida sin que repercuta en el incremento de los billetes de autobús.

En lo que respecta al salario mínimo, Maduro ha anunciado su decisión de aumentarlo en un 15 por ciento antes del 1 de mayo, al igual que hará con las pensiones. “Un gran esfuerzo que se hace y que debemos mantener, sostener en el tiempo”, ha defendido el jefe de Estado, en unas declaraciones publicadas en el diario venezolano ‘El Universal’.

“En 15 años de revolución se han realizado 28 incrementos salariales”, ha destacado el mandatario durante su discurso ante los parlamentarios, con los que también se ha comprometido a “aprobar recursos para aumentar a 200.000 las becas para estudiantes de educación media” y a hacer un censo “para la protección de los Hogares de la Patria”.

Sistema cambiario

Por otra parte, ha explicado que Venezuela reorganizará su sistema de cambios controlado, con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a los mermados dólares que le entran al país por la venta de petróleo, su principal fuente de divisas, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

El mandatario ha dicho que se mantendrá la tasa más fuerte de 6,3 bolívares por dólar para la importación de alimentos y medicinas y que las actuales tasas de 12 y 52 bolívares por dólar serán unificadas, aunque no precisó a cuánto o cómo funcionará el nuevo mecanismo.

Además, el heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez, ha anunciado la creación de un nuevo tercer mercado operado por las casas de bolsa, pero ha indicado que los detalles serán anunciados por las autoridades económicas.