Podemos se reivindica como alternativa al PP y Sánchez tacha a Iglesias de ‘mentiroso e irresponsable’

El multitudinario mitin que ofreció Pablo Iglesias en Sevilla el pasado sábado tuvo un hilo conductor: el ataque al PSOE, a su líder, Pedro Sánchez, y a ‘la jefa’, Susana Díaz. No es que Iglesias haya decidido ser condescendiente con el PP, es que parece haber enfocado su estrategia a desacreditar al que se perfila como su adversario para descabalgar a los populares del poder, territorial y nacional, en las próximas elecciones. Y eso a pesar de que con las encuestas en la mano una de las opciones postelectorales que se barajan es el pacto entre los socialistas y la formación de Pablo Iglesias.

iglesias-sanchez-500

El crecimiento de Podemos ha puesto tan nerviosos a los grandes partidos que hasta se ha convertido en uno de los elementos centrales en Andalucía sobre si conviene o no adelantar elecciones. Una vez que se ha demostrado que no es un sarpullido que se cure con el tiempo y el tratamiento adecuado, hay un amplio sector del socialismo andaluz que cree que es mejor llamar a las urnas en esa comunidad antes de que la formación de Pablo Iglesias se consolide a nivel regional u obtenga un buen resultado en las elecciones generales. Desde luego, si Podemos ganara a nivel nacional, tendría prácticamente garantizada la victoria en Andalucía.

La incógnita sobre si habrá o no elecciones anticipadas en esa comunidad, se despejará el martes, cuando Susana Día, la presidenta de la Junta y líder del PSOE-A, coma con los líderes provinciales. En ese encuentro, no solo se analizará la crisis por la que atraviesa el pacto con IU sino también la necesidad de cerrarle el paso a Podemos. De momento, se han disparado todas las alarmas.

Podemos, por delante del PSOE en la última encuesta publicada

Una encuesta de GAD3 para ABC publicada este domingo afirma que si las elecciones se celebraran ahora, Podemos adelantaría al PSOE como primera formación de izquierdas. El PP volvería a ganar con un 29,3 por ciento y 132 escaños, lo que supone una pérdida de más de 15 puntos y 53 diputados respecto a 2011, lo que le dejaría a falta de 44 escaños para la mayoría absoluta. Podemos, con un 21,1 por ciento de votos, llegaría a 89 escaños, mientras que el PSOE, con un 19,2 por ciento, se quedaría con 80. Aunque el sondeo refleja cierta pérdida de fuelle por parte de Podemos, confirma otro dato que ya han arrojado encuestas anteriores: el PSOE de Pedro Sánchez sigue sin levantar cabeza. De hecho, pierde el segundo puesto y se sitúa con 9,5 puntos menos en estimación de voto respecto a 2011, sin registrar ninguna mejoría desde el relevo en su secretaría general.

Este 21,1 por ciento de votos para Podemos es ligeramente inferior al 22,5 por ciento que le daba la encuesta del CIS que se publicó a principios de noviembre. Ese barómetro daba también la victoria al PP, con el 27,5 por ciento de los votos, seguido del PSOE con un 23,9 por ciento y relegaba a Podemos al tercer lugar de la tabla. Sin embargo, le colocaba como el partido con más apoyos en intención directa de voto (17,6) frente a un 14,3 que dice que votará al PSOE y un 11,7 que admite que votará al PP, que caía del primero al tercer puesto en esta escala desde julio.

Otra importante aportación de la encuesta de ABC es la irrupción de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que dará el salto de la política autonómica catalana a la nacional con un 6,3 por ciento en estimación de voto y 11 diputados. El principal perjudicado en este caso, según interpreta GAD3, sería el PP, pero también UPyD. La formación de Rosa Díez se mantiene prácticamente igual que en 2011, con un 4,8 por ciento de votos y 5 escaños, echando por tierra el sueño de esta partido de multiplicar los resultados en las próximas elecciones.
En cualquier caso, la encuesta concluye que el tablero político que resultará de las próximas elecciones no tendrá nada que ver con el actual. Una de sus características será la ausencia de mayorías absolutas y la necesidad de pactos para poder gobernar.

Rajoy ante un posible pacto PSOE-Podemos

En su entrevista con la agencia EFE y ante la pregunta de si ve al PSOE pactando con Podemos, el presidente del Gobierno responde que no sabe qué harán los socialistas y recuerda que esta misma semana, el Gobierno y el PSOE han llegado a acuerdos importantes en materia de lucha contra el terrorismo y eso es muy positivo. “Me gustaría llegar a mas acuerdos y me gustaría que el PSOE no se fuera de la moderación ni del equilibrio. Fuera de la moderación y del equilibrio no se presta ningún servicio positivo a tu país”, alerta Rajoy. Además, en referencia a la posible influencia de Podemos sobre los socialistas, considera que “hay que estar uno pendiente de lo que hace uno, no de lo que hacen los demás. Hay que tener personalidad. Eso es -precisa- lo que me gustaría que tuviera el PSOE”. Respecto al fenómeno de Podemos, señala que “hay que entender que la crisis haya hecho que mucha gente se haya sentido desencantada aquí y en otros lugares, pero también hay que hacer un balance global y ver quién es cada quién”, ya que es la mejor forma de afrontar esos problemas y hacer el buen diagnóstico.

Pero el debate más enconado es el que se ha vivido este fin de semana entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. El sábado, Iglesias se mofó de Sánchez a cuenta del episodio vivido en Washington la semana pasada por el secretario general del PSOE, que no llegó a tiempo a una conferencia porque se perdió pese a llevar un GPS en el coche. “Lost in USA y, probablemente, loser in Spain” (perdido en Estados Unidos y probablemente perdedor en España), bromeó el líder de Podemos, que lanzó una pregunta al auditorio: “Sabéis que mi serie preferida es Juego de Tronos, ¿y la de Pedro Sánchez?”. Pregunta a la que inmediatamente él mismo respondió: “¡Perdidos!”. A su juicio, Sánchez “está perdido, porque no sabe si está de acuerdo con la reforma del artículo 135 de la Constitución o no; no sabe si está de acuerdo con los paraísos fiscales o no… Rajoy apoya a Samaras y nosotros a Alexis Tsipras, ¿a quién apoya Pedro Sánchez, ¿o está perdido también?”.

Iglesias, por otra parte, está dispuesto a explotar la guerra por el liderazgo del PSOE para tratar de debilitar a quien se adivina como su principal rival en las urnas. Por eso, aseguró ante las 3.200 personas que le escuchaban que “parece que Susana Díaz manda más que Pedro Sánchez. La invito a un debate conmigo en televisión, a ver si se atreve”. El reto se produjo después de que Iglesias denunciara que “doña Susana” había censurado una entrevista suya en Canal Sur: “Dicen que llamó y dijo: ‘En mi casa no se entrevista al coletas’”.

Iglesias no descarta el pacto con los socialistas pero pone condiciones

Un día después, en una entrevista con ‘El País’, Pablo Iglesias augura un escenario para las próximas elecciones generales, que previsiblemente se celebrarán a finales de año, en el que básicamente va a haber dos opciones o “continuar con el PP o el cambio político que va a ser Podemos”. El secretario general de Podemos hace todo lo posible por superar la disyuntiva entre izquierda y derecha, afirmando que circunscribir el espacio político a esas dos opciones es “un juego de trileros” y que “las definiciones ideológicas sirven mal para entender la situación actual”. Añade que la ideología que puede tener cada uno puede ser un elemento que defina identidades, pero a la hora de hacer un programa de Gobierno hay que ver las “condiciones de posibilidad”.

Aunque insiste en sus críticas a Pedro Sánchez, no descarta un pacto con los socialistas si este partido “da un giro de 180 grados, si reconoce que se ha equivocado” y que las políticas de austeridad y la reforma del artículo 135 de la Constitución fueron “un error”. “No tendremos ningún problema” en pactar con el PSOE, ha dicho Iglesias, si este partido se muestra dispuesto a hablar de la reestructuración de la deuda, al mismo tiempo que ha señalado que habrá que plantear la dación en pago. Para afrontar los principales problemas del país, Iglesias reitera la fórmula de un “proceso constituyente con todas las opciones” y preguntado por los que dicen que su partido ha abandonado sus ideas radicales, dice que “no es lo mismo” hacer un programa para unas elecciones europeas que hacer un programa para gobernar.

“Más que Podemos, deberíamos llamarle ‘no sabemos’. Por no saber, no saben ni qué hacer con la Semana Santa”, ha sido la respuesta de Pedro Sánchez, que este domingo ha intervenido en un acto junto al primer secretario del PSC, Miquel Iceta. El líder del PSOE ha recordado que el PSOE “sí hará que España sea por fin un estado laico” y ha reivindicado a su partido como “la única alternativa” capaz de derrotar al PP en las próximas elecciones. “Pablo Iglesias es un personaje político que miente más que habla”, ha proclamado Sánchez durante su intervención en una asamblea abierta celebrada ante unos 400 militantes y concejales socialistas en Viladecans, en el área metropolitana de Barcelona.

Según el líder de los socialistas, Podemos es un partido con un programa incoherente que está dispuesto “a que gobierne la derecha antes que lo haga el PSOE”. Ha acusado a Iglesias y a Rajoy de ser unos “irresponsables” por “estar importando las elecciones griegas a España”: “Con todo el respeto a los griegos, España no es Grecia. Y lo mejor que se puede hacer para ayudar al pueblo griego es ofrecer propuestas, como hace el PSOE, y no quedarse en un mero mitin, como han hecho Rajoy e Iglesias”.

En cuanto a la amenaza del terrorismo islámico, ha criticado que Podemos “quiere romper la lucha antiterrorista”. Y es que en sus declaraciones a ‘El País’, cuando se le pregunta por el pacto antiterrorista de PP y PSOE, Iglesias responde: “A mí me parece que no es propio de estadistas. Creo que apostar por fórmulas de populismo punitivo es algo serio. Nosotros creemos que los problemas no se resuelven con populismos ni con propuestas efectistas para los medios, sino trabajando seriamente. El PP y el PSOE no suman juntos según las encuestas más del 50% de los votos. Esto no es un pacto de Estado, es un pacto entre dos partidos”.

La gran marcha del 31 de enero en Madrid

Preguntado sobre qué pretende legitimar con la movilización del 31 de enero en Madrid, Iglesias ha respondido que quieren poner de manifiesto que están “hartos de que haya que protestar por lo evidente” y “lanzar un mensaje de que hay decenas de miles de ciudadanos que quieren el cambio”. Esa es la próxima gran cita de Podemos: la gran movilización que el partido está preparando para el próximo 31 de enero con la intención de reunir en Madrid a las miles de personas que apuestan por “cambiar las cosas”. Para ello, ha lanzado la campaña ‘Empieza el cambio’ a través de las redes sociales y apoyándola en un vídeo en el que, mientras unas marionetas tararean ‘El himno de la alegría’ de Beethoven, pueden leerse varios de los mensajes que el partido y sus seguidores han repetido en las últimas semanas con el hashtag #SuOdioNuestraSonrisa.

“El miedo que nos tiene la casta alimenta nuestras ganas de seguir avanzando” es uno de los tuits que pueden leerse en ese vídeo, que comienza subrayando: “En 2014 perdimos la resignación y algunos se pusieron nerviosos”, y termina asegurando que “ha llegado la hora de la alegría, de la gente decente” y recordando la fecha de la movilización. Al llamamiento se ha sumado el propio secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha asegurado en su perfil de Twitter que “2014 fue el año en el que recuperamos la ilusión. El 31 de enero lo celebramos en Madrid porque en 2015 empieza el cambio”.

Para organizar la marcha, Podemos va a contar con la opinión y ayuda de sus simpatizantes, quienes desde el pasado mes de diciembre y hasta el próximo día 21 pueden proponer a través de una plataforma en internet los lemas que consideren más adecuados, así como los argumentos y motivos que creen que justifican la convocatoria. Del 22 al 24 de diciembre se votarán las propuestas para lo que por ahora se llama “marcha del cambio”, un mensaje que parece coincidir con el del primer gran acto en el que Iglesias va a participar desde su designación como secretario general del partido, que tendrá lugar en Barcelona el próximo domingo. En este caso, ‘Comença el canvi’ es el lema del mitin que va a ofrecer el líder de Podemos, y en el que también participará la secretaria de Plurinacionalidad del partido, Gemma Ubasart.

RELACIONADO