Según un estudio

¿De qué se habló en la primera conversación humana?

El tema que se trató no sería otro que la fabricación de herramientas de caza

homo

Las primeras conversaciones ocurrieron probablemente hace entre 2,5 y 1,8 millones de años, y el tema que se trató no fue otro que la fabricación de herramientas de caza, sugiere un nuevo estudio.

Hace 2,5 millones de años, nuestros antepasados homínidos en la sabana africana crearon fragmentos de roca que podían cortar en rebanadas una gacela muerta, una cebra o cualquier otra presa animal. Durante los siguientes 700.000 años, esta tecnología de matanza (conocida como ‘oldowan’) se extendió por todo el continente y, resulta, que llegó a ser una fuerza evolutiva importante, favoreciendo la lengua y la enseñanza.

Mediante una combinación de herramientas de psicología, biología evolutiva y arqueología, científicos de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos; y las universidades de Liverpool y St. Andrews, en Reino Unido, han encontrado pruebas concluyentes de la coevolución de herramientas de matanza de las presas a comienzos de la Edad de Piedra y la capacidad humana para comunicar y enseñar.

Publicado en la edición de esta semana de la revista Nature Communications, el estudio es el más grande hasta la fecha que investiga la coevolución gen-cultura en el contexto de herramientas prehistóricas ‘oldowan’, los dispositivos de corte más antiguos conocidos. Además, sugiere que la comunicación entre nuestros primeros ancestros pudo ser más compleja de lo que se pensaba, con la enseñanza y, tal vez, incluso un proto-lenguaje primitivo que se produjeron hace unos 1,8 millones de años.

“Nuestros hallazgos sugieren que las herramientas de piedra no eran más que un producto de la evolución humana, pero en realidad condujeron, a su vez, a la creación de la ventaja evolutiva necesaria para el desarrollo de la comunicación humana moderna y la enseñanza”, subraya Thomas Morgan, autor principal del estudio e investigador postdoctoral en Psicología en la Universidad de California en Berkeley.

“Nuestros datos muestran que este proceso estaba en marcha hace 2,5 millones de años, lo que nos permite considerar una evolución muy dilatada y gradual de la capacidad humana para el lenguaje moderno y sugiere que simples ‘proto-lenguas’ podrían ser más antiguas de lo que previamente se pensaba”, agrega Morgan.

El experimento para demostrar la teoría

Morgan y la arqueóloga de la Universidad de Liverpool Natalie Uomini llegaron a sus conclusiones mediante la realización de una serie de experimentos en la enseñanza de los humanos contemporáneos del arte de la talla de piedra ‘oldowan’, en el que se crean “láminas” de piedra al martillearla contra ciertas rocas volcánicas o vítreas, como el basalto o el pedernal.

La talla de piedra ‘oldowan’ data del Paleolítico Inferior en el este de África y se mantuvo prácticamente sin cambios durante 700.000 años hasta que entraron en escena las más sofisticadas hachas de mano y cuchillas ‘achelense’, técnica que marcó la siguiente generación de tecnología de herramientas de piedra. Fue practicada por algunos de nuestros primeros antepasados, como el ‘Homo habilis’ y el aún más antiguo ‘Australopithecus garhi’, que caminaba en dos patas, pero cuyas caracte …

Probando cinco maneras diferentes de transmitir las habilidades de talla de piedra ‘oldowan’ a más de 180 estudiantes universitarios, los investigadores encontraron que la demostración que empleó la comunicación hablada, frente a la imitación, presentaciones no verbales o gestos, produjo el mayor volumen y calidad de escamas en el menor cantidad de tiempo y con el menor desperdicio.

Para medir la velocidad de transmisión de esta tecnología antigua de carnicería y establecer si la comunicación más compleja como el lenguaje aportaría los mejores resultados, los voluntarios del estudio fueron divididos en “cadenas de aprendizaje” de cinco o 10 miembros.

El gérmen de la lengua, la enseñanza y el aprendizaje se plantó gracias a la demanda de herramientas ‘oldowan’, según sugiere el estudio, y en algunos homínidos mejoró la comunicación, y, en algún punto, llegaron las hachas de mano y cuchillas ‘achelense’ hace unos 1,7 millones de años.

La competencia se aprendió de forma significativa con la instrucción verbal. “Se aprende mucho más rápido cuando alguien te está diciendo qué hacer”, destaca Morgan. En cuanto a qué significan estos resultados para los homínidos ‘oldowan’, este experto señala que estas herramientas son las únicas que se hicieron durante 700.000 años, por lo que que si las personas tuvieran una lengua, habrían aprendido más rápido y desarrollado nuevas tecnologías con mayor rapidez.

El gérmen de la lengua, la enseñanza y el aprendizaje se plantó gracias a la demanda de herramientas ‘oldowan’, según sugiere el estudio, y en algunos homínidos mejoró la comunicación, y, en algún punto, llegaron las hachas de mano y cuchillas ‘achelense’ hace unos 1,7 millones de años.

“Para mantener la tecnología ‘achelense’, debe haber habido algún tipo de enseñanza y, tal vez, incluso una especie de lenguaje, incluso un simple proto-idioma basado en sonidos o gestos de ‘sí’ o ‘no’, o ‘aquí’ o ‘allí’”, detalla Morgan. De hecho, los datos sugieren que cuando comenzó la industria de las herramientas de piedra ‘oldowan’, era muy probable que no se enseñara, sino que los métodos de comunicación para la enseñanza se desarrollaron posteriormente.