Lituana, socio número 19 del euro, mengua la influencia de España en el BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha dado la bienvenida a Lituania en la zona euro y ha valorado las medidas adoptadas por el país báltico hasta convertirse en el miembro número 19. La incorporación lituana va acompañada de un cambio en la composición del Consejo de Gobierno del Eurobanco y de un nuevo sistema de rotación entre los gobernadores de los cinco países con más peso en la Eurozona.

lituania-500

Esos cinco países son Alemania, Francia, Italia, España y Holanda, que a partir de ahora contarán con cuatro votos. Es decir, cada uno de estos países se quedará sin votar en una de cada cinco sesiones, una novedad que supone una mayor pérdida de influencia para España y Holanda puesto que estos dos países no cuentan con un representante en el Consejo Ejectutivo del BCE.

España se quedó fuera del Consejo en mayo de 2012, cuando concluyó el mandato de José Manuel González Páramo.

Por lo demás, la llegada de Lituania ha sido acogida con todo tipo de parabienes. “Lituania ha adoptado medidas excepcionales en tiempos difíciles para integrarse en la moneda europea”, indicó el presidente del BCE, Mario Draghi, en un comunicado difundido hoy por la institución, coincidiendo con la incorporación oficial de Lituania al euro.

El Lietuvos Bankas, banco central lituano, ha quedado integrado en el sistema monetario, formado por el BCE y el total de 19 bancos nacionales, destaca el comunicado, así como el hecho de que con ello pasa a formar parte de la supervisión bancaria única. Draghi valora la “contribución” realizada por el Lietuvos Bankas al conjunto de capitales y reservas monetarias del BCE, así como los esfuerzos y medidas que han precedido a su integración en el sistema común de la zona euro.

Lituania se convirtió la medianoche pasada en el miembro número 19 de la eurozona, los países de la Unión Europea (UE) que comparten el euro como moneda única, cuando se cumplen quince años del lanzamiento de la divisa en 1999. Con esta nueva adhesión, ya son 337 millones de europeos en 19 Estados miembros los que comparten el euro.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, difundió un comunicado en el que se señala que “Lituana tuvo que ceñirse a estrictos criterios” hasta lograr ese objetivo porque el camino hasta la incorporación en la moneda única “es difícil”. “Como parte de una unión monetaria compartimos también una serie de responsabilidades comunes”, apunta Steinmeier, para destacar a continuación que el “impresionante” trabajo realizado por Lituania hasta incorporarse, junto a sus vecinos bálticos, en el euro.