Rajoy cree que la recuperación se reconocerá en las urnas y Aguirre alude a las ‘terribles noticias’ sobre corrupción

rajoy-gonzalez-500.jpg

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido de que los españoles van a reconocer en las urnas el trabajo que ha realizado el PP para lograr la recuperación de España. Rajoy ha expresado ese convencimiento en su intervención en la cena de Navidad del PP de Madrid, en la que ha subrayado que 2015 va a ser un año clave y su partido tiene ilusión de explicar todo lo realizado. La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha definido el panorama como “inquietante” en alusión a los partidos de la izquierda, frente a los que reivindicado la responsabilidad de los populares, aunque también se ha referido a los casos de corrupción que salpican al PP. Y el presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha instado a designar cuanto antes a los candidatos para las elecciones municipales y autonómicas, cosa que no está previsto que haga Génova hasta febrero.

“Cuando los políticos hacen las cosas bien, los ciudadanos se lo reconocen con su confianza”, ha recalcado el jefe del Ejecutivo, quien ha contrastado que el PP va a ofrecer estabilidad frente a “improvisaciones, frivolidades y principios propios de doctrinarios anticuados”.

Esperanza Aguirre ha reconocido, por su parte, los casos de corrupción que han sacudido a su partido especialmente en Madrid: ”Es verdad que este año ha sido un año duro para el Partido Popular de Madrid. Éste ha sido un año en el que, desgraciadamente, nos hemos levantado algunos días con terribles noticias de casos de corrupción que afectaban a miembros del Partido Popular. No hace falta que os los recuerde. Esos casos y esos ya ex militantes de nuestro Partido están en la memoria de todos. Y cada vez que los recordamos aumenta en nosotros el sentimiento de rabia contra ellos y de vergüenza por no haber sabido detectarlos antes”.

Junto a Rajoy y Aguirre han compartido mesa el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la delegada del Gobierno en la comunidad, Cristina Cifuentes; el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano; el presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría; y el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa.

En su discurso, Aguirre ha lamentado que el PSOE no se aclare “en nada” y emule a Podemos, y que IU se haya “olvidado” del eurocomunismo y vaya “dando tumbos” a la espera de ser “engullida” por “los bolivarianos de Podemos”. Por ello, la presidenta del PP de Madrid ha reivindicado el trabajo de los dirigentes de su partido -ha tenido una especial mención a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella- y ha sostenido que “sin triunfalismo y sin derrotismos” se puede decir que los ciudadanos empiezan a ver “la luz al final de túnel”.

También Ignacio González ha arremetido contra la oposición. El presidente madrileño ha comparado a los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, con los personajes Pedro y Pablo de la serie animada ‘Los Picapiedra’ y les ha acusado de defender políticas que llevan “a la Edad de Piedra”. “Todos quieren ir contra nosotros y están dispuestos a unirse. Pedro no descarta unirse con Pablo, aunque sea para devolvernos a la Edad de Piedra, como ‘Los Picapiedra’, y en la puerta llamando la nueva lideresa de Izquierda Unida”, ha esgrimido González en su advertencia contra los responsables de PSOE y Podemos.

González ha cargado contra los “cambios a cada rato” del PSOE y contra “los nuevos mesías”, “el populismo” y los que quieren “acabar con el sistema” y “ponerlo en cuestión” durante su discurso en la cena de Navidad que el PP de Madrid celebra hoy en Alcobendas, donde se han reunido unos 1.000 invitados, afiliados y simpatizantes en un acto presidido por el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy. “Ocultan de verdad lo que quieren hacer para tratar de engañar al pueblo”, ha recalcado el presidente de la Comunidad de Madrid sobre Podemos y ha advertido contra los que defienden “la pérdida de libertades”.

El presidente de la Comunidad ha destacado la gestión del PP en Madrid, que ha calificado de “escaparate inmejorable” las políticas del Partido Popular. Ha reivindicado la gestión económica de su Gobierno y la bajada de impuestos, así como la de la crisis del ébola en “el mejor hospital de España” -según un reciente informe-, el Hospital de La Paz. “Ese es el resultado de la mejor gestión sanitaria, y no el de la marea como pretendían ellos”, ha espetado. “Encaramos un acto electoral y es muy importante encarar cuanto antes las incertidumbres y hablarle a la gente de las soluciones que les da el PP”, ha proseguido González en una alusión con unas palabras muy similares a las que ha pronunciado esta mañana para pedir el nombramiento “cuanto antes” de los candidatos para Madrid.

Rajoy, por cierto, no se ha dado por aludido y, pese a elogiar la gestión de los dirigentes del PP de Madrid como González, Aguirre y Botella, pero no ha dado pista alguna sobre los próximos candidatos en la región y en el Ayuntamiento de la capital. Ni siquiera ha hecho alusión al momento en que se conocerán y se ha limitado a hacer un elogio genérico de los políticos madrileños.

De ellos ha dicho que han gestionado “con el mayor rigor” en tiempos de dificultad y que han dado la talla y han tenido “coraje y determinación” sin importarles lo que dijeran de ellos. “Y esos, son los buenos”, ha precisado el jefe del Ejecutivo, quien ha agregado: “El éxito del PP en Madrid no puede explicarse sin el trabajo de muchos años, del mismo modo que el avance de Madrid no puede desligarse de las ideas, los valores y la gente del PP”. Además, ha considerado que todos ellos han conservado Madrid “como un bastión de solidaridad para los españoles, sin presumir, y haciendo de esta Comunidad una sociedad más abierta e integrada”.

Para Rajoy, la ilusión que ha permitido la victoria del PP durante muchos años en la Comunidad de Madrid va a volver a hacer que ese triunfo se repita en los comicios municipales y autonómicos de mayo. A su juicio, “el PP y Madrid han hecho una alianza de progreso, desarrollo y competitividad como muy pocas en España”.