El Gobierno da luz verde al Consejo de Transparencia que ha completado sin el apoyo del PSOE

arizmendi-500.jpg

El Consejo de Ministros nombra este viernes a los vocales del Consejo de Transparencia, el órgano encargado de velar por la aplicación de la Ley que entró en vigor el miércoles pasado con la puesta en marcha del portal en el que los ciudadanos pueden consultar datos e información hasta ahora poco accesible. El Consejo nace, como el portal, en medio de las críticas y, además, sin el apoyo del principal partido de la oposición. El PSOE pretendía modificar el sistema de elección de los miembros de los órganos administrativos para que pudieran participar todos los grupos parlamentarios.

La Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso eligió este jueves a la vocal que faltaba del Consejo de la Transparencia, la diputada del PP Pilar Cortés, sin el apoyo del PSOE, que se ha quejado de que el nuevo órgano nace con “falta de independencia y de consenso político”. El nombramiento de Cortés ha contado con el voto favorable del PP y del PNV, después de que hubiera pactado con el grupo popular la designación del senador del grupo vasco Jokin Bildarratz para integrar también el Consejo como representantes de la Cámara alta. El PSOE, que renunció a proponer candidato, votó en blanco, al igual que CiU y UPyD.

El nuevo Consejo de la Transparencia, que preside Ester Arizmendi, está compuesto, además de por la diputada del PP y el senador del PNV, por un representante del Tribunal de Cuentas, otro del Defensor del Pueblo, otro de la Agencia Española de Protección de Datos, un representante de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas y otro de la autoridad independiente de responsabilidad fiscal.

Ante la falta de consenso, la diputada socialista Susana Sumelzo lamentó que el nuevo órgano nazca cuestionado por la “total falta de consenso e independencia”. “El PSOE no quiere un acuerdo bilateral de los dos grupos mayoritarios. El Gobierno sigue sin comprender lo que es la transparencia. Vuelve a ser transparente en incumplimientos”, censuró.

El secretario general del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, criticó el discurso “demagógico e, incluso, extravagante” del PSOE y el que pretendan cambiar las reglas de juego al final de la legislatura. “Si esos son sus argumentos, solo puedo entender que han abierto una línea de ausencia de responsabilidad con esa vena jacobina que les ha entrado desde que las encuestas señalan que han dejado de ser el referente de la izquierda en España”, afirmó Bermúdez de Castro.

El diputado del PP añadió que sospecha que al PSOE “le ha entrado un ataque de celos” por la entrada en vigor del nuevo Portal de la Transparencia, donde se pueden conocer numerosos documentos de las administraciones del Estado. También ha reprochado al PSOE que hayan optado por la estrategia de “no ponerse de acuerdo con el PP en nada que le proponga aunque sea razonable”.

Bermúdez de Castro señaló que con el procedimiento que ahora critica, el PSOE accedió al comienzo de la presente legislatura a tener a una representante en el consejo asesor de la Agencia de Protección de Datos, la diputada Meritxell Batet, que al igual que Pilar Cortés, es profesora universitaria de Derecho Constitucional. “¿Es que vale más una profesora socialista que una profesora popular? No puede cuestionar la independencia de nuestra candidata por el hecho de ser del PP”, le afeó Bermúdez de Castro por cambiar las reglas de juego al final del actual mandato. Según el parlamentario del grupo popular, Cortés reúne “capacidad, preparación y perfil sobrados” para su nuevo puesto, como también las tiene Batet en la Agencia de Protección de Datos.

El diputado del PNV Pedro Mari Azpiazu se congratuló del acuerdo alcanzado con el PP y se mostró convencido de que los nuevos integrantes del Consejo de la Transparencia van a cumplir su cargo con “absoluta independencia y profesionalidad”. Por parte de CiU, su diputado Antoni Picó lamentó que no se haya contado con su grupo para lograr un consenso más amplio.