Los balazos del 23-F o la coronación del Rey, atractivos de la visita al Congreso

El Congreso y el Senado abren este miércoles y el jueves sus puertas a los ciudadanos con motivo del 36 aniversario de la Constitución el próximo sábado 6 de diciembre, en un momento en el que cada vez son más las voces que discuten la vigencia de la Carta Magna y con la imagen de la clase política en horas bajas. El año pasado un total de 12.703 ciudadanos visitaron el Congreso, lo que supuso un descenso con respecto a 2011, último año que la Cámara Baja abrió sus puertas a los visitantes y que congregó a 15.639 personas.

Las dos cámaras competirán este año en busca de público porque abrirán sus puertas las mismas fechas, unos días antes del acto institucional que se celebrará en el Congreso el próximo sábado, con asistencia del Gobierno, los principales líderes políticos, las altas instituciones del Estado y representantes de la sociedad civil.

En el Congreso, ésta será la décimo octava edición de unas jornadas que se organizan desde 1997 y que permiten a los ciudadanos realizar un recorrido por las estancias más representativas del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y conocer el patrimonio histórico y artístico de la sede parlamentaria.

Sin olvidar el interés que siempre suscitan los famosos impactos de bala del 23-F, algunos de los cuales desaparecieron con las últimas obras, o el lugar en el que se produjo una gran gotera en septiembre de 2013, unas imágenes que dieron la vuelta al mundo.

Además, los más curiosos tienen este año nuevos alicientes para acercarse hasta el lugar: contemplar en persona el Hemiciclo en el que Felipe VI fue proclamado rey el pasado 19 de junio o deambular por el Salón de los Pasos Perdidos, donde se veló el cuerpo de Adolfo Suárez, fallecido en marzo pasado.

Precisamente para recordar esos momentos más destacados del año se proyectará un vídeo en la Sala Constitucional.

Como manda la tradición, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha sido el encargado de dar la bienvenida a los más visitantes más madrugadores a partir de las 09.30 de la mañana.

Posada abrirá la Puerta de los Leones que, por cierto, a partir del viernes por la noche lucirá una nueva iluminación con bombillas led de muy bajo consumo.

El recorrido comenzará por el Vestíbulo principal o Vestíbulo de la Reina, al que da acceso la Puerta de los Leones, y continuará por el Salón de Conferencias, conocido como Salón de Pasos Perdidos; los escritorios del Reloj y de la Constitución; el Hemiciclo o Salón de Sesiones, y la Sala Constitucional.

Quienes quieran conocer el Palacio de la Carrera de San Jerónimo podrán hacerlo desde las nueve y media de la mañana hasta las siete de la tarde, con sólo presentar el DNI, el pasaporte o la tarjeta de residencia, y por riguroso orden de llegada, ya que estos días no se hacen reservas.

También el Senado enseñará sus tesoros a los ciudadanos, en horario ininterrumpido de 10.00 a 19.00 horas.

La visita de la Cámara Alta empezará en la Plaza de la Marina Española, con la entrada al Palacio por la Puerta del Rey.

Desde allí se iniciará un recorrido que incluye, entre otras dependencias, el Antiguo Salón de Plenos, los Despachos de Honor de la Presidencia, el Salón de Pasos Perdidos, las Salas Manuel Broseta Pont y Manuel Giménez Abad y la Biblioteca.

No obstante y para quienes no puedan acercarse al centro de Madrid, siempre quedará el recurso de realizar una visita virtual a través de la web de la Cámara Alta.