Grau rechaza dimitir y va más allá de las ‘líneas rojas’ de Fabra: “Él tiene las suyas y yo las mías”

grau.jpg

El vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia y presidente del Patronato de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB), Alfonso Grau, ha rechazado este lunes dimitir de su cargo público tras ser reimputado en el ‘caso Nóos’ por los Valencia Summit y ha señalado que “nadie” marca sus “decisiones”. En este punto, preguntado por las líneas rojas del presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, para casos de presunta corrupción ha dicho: “Son muy respetables y son suyas. Yo tengo mis propias líneas, que pueden coincidir o no”. Grau se ha expresado de este modo en la rueda de prensa que ha ofrecido en el consistorio de la capital valenciana tres días después de conocerse la decisión de la Audiencia de Baleares de reimputarle en el ‘caso Nóos’ al considerar que dispuso del dominio y control sobre la concertación y sobre el gasto destinado a los Valencia Summit.

Al también primer teniente de alcalde y portavoz del equipo de gobierno de la alcaldesa, Rita Barberá, le esperaban en la sala de reuniones de Alcaldía donde ha comparecido numerosos medios de comunicación. Alfonso Grau, que ha entrado sonriendo, ha dicho al verlos: “Bueno, bueno, cuánta expectación. Algunos saldrán defraudados, pero qué se le va a hacer”.

Tras ello, el responsable municipal ha agradecido “en primer lugar” el “apoyo, cariño y solidaridad de todo el equipo de gobierno del Ayuntamiento, empezando por la alcaldesa” y de “todos” sus colaboradores. Asimismo, ha destacado “la posición” tomada por el PP para dejar que sea él mismo quien tome una decisión sobre su futuro político.

“Por eso sonreía yo al entrar y decía que alguno se va a llevar una decepción, porque si lo que esperaban ustedes es que anunciase yo aquí que me iba a marchar, olvídenlo”, ha manifestado. Tras ello, ha indicado que “hasta podría compartir las prisas de algunos” para que se vaya porque eso muestra que “molesto”, pero ha insistido que sus tiempos los marca él y no el PSPV, en alusión al recurso de este grupo que ha llevado a su imputación.

El vicealcalde ha afirmado que “siempre”, tanto en su vida profesional como pública, ha sido él quien ha tomado “las decisiones de llegar y de marcharse”. “Siempre las he tomado yo en el momento que he considerado más conveniente y ésta no va a ser una excepción”, ha resaltado. Grau ha defendido así que “cuando sea el momento que considere oportuno habrá que ver lo que pasa”.

A este respecto, preguntado por su presencia en las listas municipales de la ciudad de Valencia para las elecciones de 2015, el edil ha indicado que en poco más de un mes cumplirá 73 años y que para él es “más importante el carnet de identidad que ninguna línea de ningún color”.

Grau, médico cirujano de profesión, forma parte del equipo de Barberá desde hace más de veinte años. Es también primer teniente de alcalde y portavoz del PP municipal, cargos que ha ocupado en distintas legislaturas como hombre fuerte y mano derecha de la alcaldesa. Es además responsable de Turismo y Grandes Proyectos en el consistorio valenciano, donde ha ocupado otras carteras.

“La única acusación es la del PSPV”

El concejal ha comentado respecto a su reimputación que su situación actual “se ha retrotraído a la misma anterior en la que ya he estado dos veces”, en alusión a su situación como testigo y como imputado en el ‘caso Nóos’. Ha destacado que contra él “no hay más acusación que la del grupo municipal socialista”.

Igualmente, ha resaltado que “el Ministerio Fiscal, no solamente no me acusa de nada sino que se ha opuesto al recursos del PSPV que pedía mi nueva imputación”. “Por lo tanto, la situación es la que es”, ha expuesto, al tiempo que ha afirmado que su “más que sensación” es que está siendo “utilizado como chivo expiatorio en una persecución política, que no jurídica, en la que se utilizan procedimientos jurídicos”.

El vicealcalde ha aseverado que ni él ni Turismo Valencia han recibido “jamás, de ningún aportante de fondos, ni público, ni privado, ni instrucción ni orden alguna sobre la aplicación a dar a tales economías” y ha agregado que la junta del Patronato de esta entidad ha actuado “en la forma que ha considerado más oportuna para los intereses económicos que tiene la obligación de defender”.

Grau ha asegurado tener “absoluta tranquilidad de conciencia” y la “certeza absoluta de no haber actuado a conciencia en ningún momento en ninguna acción contraria a derecho”. “Me puedo haber equivocado, como cualquiera, pero en ningún caso con perjuicios ni pensando en perjuicios ni en beneficios de nadie ni de ninguna administración”, ha argumentado.

Del mismo modo, ha expuesto que “nunca” ha tenido “trato alguno con el Instituto Nóos ni conversación alguna con nadie de quienes le representaron”, así como que “nunca” ha dado “directriz alguna de cómo se tenían que seguir los trámites conducentes al patrocinio de los actos bajo la denominación de los Valencia Summit”.

Grau ha explicado que su “papel” se ha “reducido” a “trasladar” y “plantear” una “oferta a un órgano colegiado”, el “único que tiene capacidad de decisión” y en el que él ostentaba “el 17 por ciento de los votos”. Ha agregado que del resto de miembros del patronato “ninguno padece deficiencias o está inhabilitado” y que en su mayoría son “personas altamente cualificadas y conocidas en el mundo empresarial e institucional”.

“Ahí terminó mi actuación. No nos precipitemos. Dejemos actuar a la justicia con tranquilidad”, ha declarado, además de expresar su “firme compromiso” de que “ningún momento, si llegase el caso” permitiría que su “presencia institucional perjudicara a la ciudad y al Ayuntamiento”. Ha afirmado que ha estado “luchando” por ellos “más de veinte años”.

Así, Grau ha dicho que si tuviera que adoptar una decisión lo haría “con la cabeza bien alta” y ha mostrado su voluntad de seguir “trabajando por el bien de la ciudad, que buena falta hace”. El edil ha apuntado que decir que está “a las puertas del banquillo no es tan así” y ha exigido “el mismo derecho y trato” que otras personas ante los tribunales.

En esta línea, ha aseverado que la Audiencia de Baleares no le ha imputado y que ha pedido al juez Castro que revise su informe para imputarle de nuevo. “En este momento, ateniéndonos jurídicamente al papel yo no estoy imputado”, ha afirmado. Tras ello, preguntado por qué daba la rueda de prensa si no estaba en esta situación ha dicho: “porque me da la gana”, tras lo que ha añadido que no tiene “nada que ocultar”.