El FMI mejora la previsión de crecimiento para España situándola en el 1,3% este años y en el 1,7% en 2015

lagarde-500.jpg

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mejorado de nuevo sus perspectivas de crecimiento para España, cuya economía se expandirá un 1,3% este año y un 1,7% el próximo, en ambos casos una décima más de lo estimado en julio por la institución internacional. De este modo, el pronóstico del FMI para España en 2014 se alinea con la última previsión del Gobierno, aunque queda tres décimas por debajo de la proyección de un crecimiento del 2% en 2015 manejada por Moncloa en su último cuadro macroeconómico. La española es la única economía europea que ha visto mejorada su previsión de crecimiento.

“El crecimiento en España se ha reanudado soportado por la demanda externa, así como por una demanda doméstica más alta como reflejo de la mejora de las condiciones financieras y la mayor confianza”, destaca la institución en su informe de ‘Perspectivas económicas mundiales’, presentado en Washington.

A raíz de esta previsión más optimista para la evolución de la actividad, el FMI mejora también sus previsiones con respecto al mercado laboral español aunque siguen siendo malas: confía en que la tasa de paro cerrará 2014 en el 24,6% para bajar al 23,5% en 2015, es decir, por encima de lo que se espera para Grecia. El pasado mes de julio, la institución dirigida por Christine Lagarde auguraba una tasa de paro del 24,9% al cierre de 2014 y del 23,8% un año después. Por su parte, el cuadro macroeconómico manejado por el Gobierno español espera que la tasa de paro se sitúe este año en el 24,7% y pase al 22,2% en 2015.

En el lado de las malas noticias, el FMI vuelve a advertir en su informe de que España se enfrenta a un “alto riesgo” de deflación en 2014, a pesar del fortalecimiento de la recuperación económica estimada por la institución. Según los últimos pronósticos para este año y el siguiente, el FMI espera que la tasa de inflación media en España en 2014 sea del 0% y repunte al 0,6% en 2015.

No obstante, según el modelo empleado por la institución en su simulación, que establece una escala de cero a un punto, España cuenta con una vulnerabilidad ligeramente superior a seis décimas, lo que implica un “alto riesgo”. De este modo, el FMI mantiene su preocupación por la evolución de los precios en España, algo de lo que ya había advertido el pasado mes de abril, aunque en su informe de octubre sitúa a Grecia por encima de España como país más vulnerable a la deflación con 0,7 puntos, mientras la economía mundial en su conjunto cuenta con un riesgo bajo, al obtener una puntuación algo inferior a 0,2.

Peores perspectivas para la Eurozona

En cuanto a la zona euro, los nuevos pronósticos del FMI contemplan un crecimiento menos vigoroso con una expansión del PIB del 0,8% en 2014 y el 1,3% en 2015, por debajo del 1,1% y el 1,5% previsto en julio y lejos del 0,9% y el 1,6% que respectivamente espera el BCE. El menor optimismo respecto a la zona euro se explica en parte por el empeoramiento de Alemania, que crecerá un 1,4% este año y un 1,5% en 2015, frente al anterior pronóstico del 1,9% y el 1,7% respectivamente.

Asimismo, el Fondo ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para Francia, hasta el 0,4% en 2014 y el 1% en 2015 desde el 0,8% y el 1,5% respectivamente, así como para Italia, que cerrará 2014 con una caída del PIB del 0,2%, frente al crecimiento del 0,3% anteriormente estimado, mientras que en 2015 crecerá un 0,8%, tres décimas menos de lo previsto en julio.

Revisión a la baja de previsiones para la economía mundial

El FMI también ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para el conjunto de la economía mundial, que crecerá un 3,3% este año y un 3,8% el siguiente, una y dos décimas respectivamente por debajo del anterior pronóstico de la institución como consecuencia del impacto de las tensiones geopolíticas y del riesgo de estancamiento de economías desarrolladas como la eurozona. “El crecimiento mundial es mediocre y algo peor de lo pronosticado en julio”, reconoce la institución.

Entre las economías avanzadas, el FMI señala que, mientras EEUU y Reino Unido están dejando atrás la crisis, Japón ve amenazada su recuperación por la elevada deuda pública, y la zona euro prácticamente ha visto como su recuperación se ha ralentizado. “Los riesgos a la baja han aumentado desde primavera”, apunta la institución, incluyendo un empeoramiento de las tensiones geopolíticas y el temor a un vuelco en la situación actual en los mercados financieros.

A medio plazo, el FMI advierte del riesgo que representa el estancamiento y bajo potencial de crecimiento de las economías avanzadas, particularmente en el caso de la zona euro, cuya recuperación podría paralizarse, lo que supondría una de las preocupaciones principales a las que se enfrentaría la economía mundial. De este modo, el Fondo prevé que las economías desarrolladas crezcan este año un 1,8%, en línea con su anterior previsión, mientras que en 2015 el PIB aumentará a un ritmo del 2,3%, una décima menos de lo esperado en julio.

En concreto, la institución ha revisado medio punto al alza su pronóstico para EEUU en 2014, hasta el 2,2%, y mantiene en el 3,1% su previsión para el próximo año, mientras repite las proyecciones para Reino Unido, que crecerá un 3,2% en 2014 y un 2,7% en 2015.