La consulta del 9N y el estreno de Iceta marcan el debate de política general en Cataluña

iceta-5002.jpg

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, abrirá este lunes por la tarde el curso parlamentario en Catalunya en el Debate de Política General. La sesión llega justo después de la Diada y estará marcada por la consulta de autodeterminación prevista para el 9 de noviembre. Precisamente los preparativos del 9N han condicionado el calendario de este debate, que en esta ocasión llega antes de lo habitual -se suele producir en la última semana de septiembre- para sortear la fiesta de la Mercè el 24 de este mes y permitir que un pleno ordinario apruebe este viernes la ley de consultas. La otra novedad es que, a pesar de su amplia experiencia como parlamentario, Miguel Iceta afrontará su primer debate de estas características como líder del PSC.

Mas intervendrá ante el hemiciclo por tiempo ilimitado este lunes por la tarde, y no será hasta el martes cuando lo hagan los líderes de los grupos de la oposición antes de que el miércoles se debatan las propuestas de resolución que deben regir parte del nuevo curso político. La proximidad del 9N y la incertidumbre alrededor de qué pasará con la consulta si el Gobierno central impugna su convocatoria motivarán que el proceso soberanista protagonice el debate, como ya sucedió en 2013 cuando el principal acuerdo fue una propuesta de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP para llevar al Congreso una petición para celebrar la consulta.

Por lo que respecta al PSC, se espera que Iceta centre su discurso en defender la reforma constitucional en clave federal como vía para solucionar la cuestión del encaje de Cataluña en España y de recomponer el Estado autonómico sobre el principio de la solidaridad. El dirigente socialista tratará de mantener la equidistancia entre el bloque soberanista de CiU y ERC y las posiciones anticonsulta de PP y C’s, señalando que toda decisión o reforma deberá ser refrendada tarde o temprano en las urnas de formar legal y acordada.

La economía también ocupará buena parte del debate. Los socialistas acusarán al ‘president’ de haber sacrificado las políticas sociales en aras de una acción de Gobierno que se ha basado solo y exclusivamente en el proceso soberanista. Mas, según fuentes del Govern, hará una defensa de sus medidas económicas muy similar a la que en el Gobierno central hace el presidente Mariano Rajoy. En su caso, dirá que, pese a las deudas heredadas del tripartito, ha conseguido salvar el Estado del bienestar. Y tratará de transmitir la idea de que las políticas aplicadas están empezando a dar frutos en términos de empleo, exportaciones e inversión extranjera.

Este será el cuarto Debate de Política General que afronte Mas como presidente, siendo el más destacado el de 2012 cuando decidió convocar elecciones anticipadas después de que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, rechazase la petición de un pacto fiscal para Catalunya que enarbolaba entonces la mayoría del Parlament.

También en esta ocasión se habla de un posible adelanto electoral si no se puede celebrar la consulta, aunque esta es una incógnita que no se despejará en este pleno y tendrá que esperar a ver qué sucede cuando Mas convoque oficialmente a las urnas poco después de aprobarse la ley de consultas este viernes. Así, está por ver si los grupos que pactaron la fecha y la pregunta de la consulta tratan de aprobar alguna propuesta de resolución conjunta que esboce la estrategia a seguir en el caso de que el Ejecutivo central impugne ante el Tribunal Constitucional (TC) la convocatoria para el 9N.

Debate con la mirada puesta en Escocia

Entre el Debate de Política General y el pleno extraordinario del viernes en el que se aprobará la ley de consultas, habrá un descanso parlamentario el jueves coincidiendo con la celebración en Escocia de un referéndum sobre la independencia, un evento que los partidos catalanes seguirán de cerca.

Tanto partidarios como detractores de la independencia coinciden en que lo que suceda en el referéndum escocés puede condicionar de alguna forma el debate en Catalunya, y es previsible que el debate del viernes en el Parlament esté trufado de alusiones al resultado de la votación.

Pese a que en junio dejó el PSC, en este pleno el líder de Avancem, Joan Ignasi Elena, seguirá formando parte del grupo socialista, ya que todavía no ha hecho público si abandona su escaño en el Parlament o sigue como diputado no adscrito.