El Parlamento catalán pide un referéndum sobre la monarquía el mismo día que Felipe VI viaja a Cataluña

El Parlamento catalán ha aprobado este jueves reclamar al Estado “un referéndum consultivo en torno a monarquía o república”, con el voto a favor de ICV-EUiA, ERC y CUP, la abstención de CiU, PSC y C’s, y el rechazo del PP. La decisión coincide con la primera visita de los nuevos monarcas a Cataluña. El texto de los ecosocialistas lamenta el carácter de urgencia con que se ha proclamado al Rey Felipe VI, y niega “legitimidad” al nuevo monarca ya que ha sido proclamado sin el aval de la ciudadanía. Las 74 abstenciones de CiU, PSC y C’s han permitido que la moción sobre el referéndum prosperara pese a recibir sólo 33 votos a favor, que han sido suficientes para derrotar los 18 en contra de los populares.

La moción también sostiene que este referéndum sobre la monarquía es imprescindible porque su regulación en la Constitución “estuvo totalmente condicionada por la necesidad de superar la dictadura franquista”.

El líder parlamentario de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha defendido que la demanda de este referéndum “conecta” con la voluntad catalana de celebrar la consulta del 9 de noviembre, y ha afirmado que la monarquía se caracteriza por términos como opacidad e inviolabilidad. Joan Herrera considera que un síntoma evidente de decadencia de la Casa Real es la imputación de la Infanta Cristina, que “ha actuado como ha actuado porque pensaba que era intocable”.

Gemma Calvet (ERC) ha defendido que “el estado natural de una democracia madura es una república”, mientras que Isabel Vallet (CUP) ha concluido que el único camino radicalmente democrático de Catalunya es la autodeterminación.

El Rey se desplaza este jueves a Cataluña para participar en el V Foro Impulsa de la Fundació Príncep de Girona (FPdGi), y la diputada de la CUP ha aprovechado su intervención para advertir de que su partido “recibirá al Borbón como se merece”, sin entrar en más detalles. Por el contrario, el diputado del PP Fernando Sánchez Costa ha acabado su intervención dedicándole un ‘viva’ al nuevo monarca, y dándole la bienvenida “a casa”.

El popular se ha remitido a la dirigente comunista vasca Dolores Ibárruri para exponer a los partidos de izquierda de la Cámara que “la izquierda es compatible con la monarquía si ésta le asegura libertad y democracia” –como es el caso de la corona española, a su juicio–, y ha sentenciado que la Constitución será un muro frente a la demagogia social y el populismo.

El portavoz del PSC, Maurici Lucena, ha dicho que su partido no se cierra a abordar el debate monarquía-república, pero ha precisado que prefiere encararlo dentro de la reforma profunda de la Constitución que plantean, no con un referéndum como el planteado por ICV-EUiA; y también ha advertido de que es un debate importante pero hay debates “más urgentes”, como el de la recuperación económica.

El líder de C’s, Albert Rivera, ha dicho que el Rey no tiene esta condición por “gracia divina”, sino porque los españoles así lo quisieron dotándose de la Constitución actual, y ha asegurado que él se apuntaría a la causa republicana si el nuevo jefe del Estado no es democrático y transparente.

CiU se ha abstenido porque no llevaba esta cuestión en el programa electoral, ha dicho el diputado David Bonvehí, y ha considerado que lo más apropiado no es mezclar la consulta catalana con la de monarquía o república: “No queremos distraernos ni un ápice del proceso que hemos emprendido”.

También se han aprobado –por una mayoría mucho más amplia porque CiU ha votado a favor– dos puntos a favor del ‘derecho a decidir’ que lamentan “la actitud poco democrática” de no permitir una consulta ni en Catalunya ni en el Estado.