Las disculpas de Cañete por su comentario machista dominan el sprint final de la campaña para las europeas

mitines-500.jpg

La tesis del PP para neutralizar el ‘efecto Cañete’, el daño que puedan haber causado a su campaña para las elecciones europeas las declaraciones machistas del candidato, es atribuir al principal rival, el PSOE, una estrategia de desprestigio para presentar a su ‘número 1’ como lo que no es. Lo ha dicho el propio protagonista de la polémica cuando ha pedido disculpas a primera hora de la mañana en una entrevista radiofónica y lo ha reiterado después en el Club Siglo XXI al asegurar que los “hechos” desmienten la “imagen equivocada” de él mismo que algunos han intentado trasladar. Los populares, en suma, intentan enterrar bajo la retórica electoralista toda traza de que Cañete dijo lo que dijo al día siguiente de perder el debate frente a Elena Valenciano.

El remedio contra la depresión es la huida hacia adelante y, por eso, ni los principales dirigentes del PP ni el propio candidato han tenido reparo alguno en referirse a su aspiración de ser comisario europeo. Los socialistas, mientras tanto, no están dispuestos a renunciar al inesperado regalo que les hizo Cañete. Este miércoles, en Valencia y en Barcelona, unos y otros han iniciado el sprint final de la campaña. En ambos mítines, el del PP en Valencia y el del PSOE en Barcelona, la economía ha ocupado también un lugar destacado.

Pero, salvo Rajoy que se ha dedicado casi exclusivamente a repasar los logros de su Gobierno, ha habido constantes referencias a la polémica de la campaña. Cañete se ha comprometido a ganar las elecciones europeas y ha dicho que los populares lo harán “como señores, con elegancia, sin insultos, sin demagogia y sin improperios”, en un claro mensaje de reproche a los socialistas. Se ha dirigido a la candidata del PSOE, Elena Valenciano, para preguntarle “dónde estaba” cuando gobernaba su partido y “perdían su empleo 900 mujeres al día”. “¿Decías algo? ¿Las defendías? Decías sí José Luis, sí Alfredo”, ha añadido y ha señalado que los socialistas, si fueran “hombres y mujeres de bien, deberían pedir perdón a los españoles por todo el daño que les han hecho”.

El ‘número dos’ de la lista del PP, Esteban González Pons, ha criticado que los socialistas “emprendieron la misma campaña contra Loyola de Palacio, que ahora están emprendiendo contra Miguel Arias Cañete”. Se refería el candidato al escándalo de las subvenciones fraudulentas de la Unión Europea para el cultivo y la transformación de lino en tiempos de la que fue ministra de Agricultura con Aznar, un caso que saltó justo antes de las elecciones europeas de 1999. Pons ha recordado que, después de las elecciones, “la candidata del PSOE envió una carta a los comisarios europeos para pedirles que vetaran el nombramiento de Loyola de Palacio como comisaria de la UE”. “¿Sabéis quién escribió la carta?, Rosa Díez“, ha subrayado para hacer la siguiente reflexión: “Algunos seguimos en el mismo sitio, otros cada vez que se presentan a unas elecciones lo hacen con una cara para conseguir votos”.

El candidato ha acusado a los socialistas de “engañar a la gente” y se ha dirigido al número uno de la lista con estas palabras: “Miguel, con Loyola no pudieron y contigo tampoco van a poder, porque tú eres, en el buen sentido de la palabra, bonachón”. Asimismo, ha aludido a las declaraciones de Cañete en las que se ha explicado por “30 segundos” -en referencia a sus palabras sobre debatir con mujeres-, y le ha querido dar las gracias “por más de 30 años de servicio público a España, más de 30 años de darlo todo por los españoles, más de 30 años de no quedarte nada para ti”.

Pons no ha sido el único que ha sacado la polémica a relucir. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se ha dirigido al cabeza de lista y le ha dicho: “Sabes por qué te dan tanta caña Cañete, porque sabes más de la UE que ninguno o ninguna”. En esta línea, el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, le ha dicho al exministro que es el “número uno” y le ha aconsejado “que no haga caso de los romances”.

Valenciano pide no votar a quienes ‘desprecian’ a las mujeres

En Barcelona, mientras tanto, la cabeza de lista del PSOE, Elena Valenciano, ha pedido a las mujeres españolas que el próximo domingo “voten, que vayan a votar, y que voten a quien quieran, pero no a quienes las desprecian“, porque “a esos no se les puede votar”.

En su mitin más internacional -junto al primer ministro francés, Manuel Valls; el candidato de los socialistas europeos a presidente de la Comisión, Martin Schulz, y el expresidente del Gobierno Felipe González-, Valenciano ha proclamado que esta es su “noche del socialismo europeo”, que se siente “socialista europea más que nunca” y que con los socialistas franceses y alemanes, los socialistas catalanes y españoles tienen que “cambiar Europa”. A su juicio, “no hay ninguna causa más noble ahora mismo que cambiar Europa”, ha dicho, y ha explicado que eso significa “recuperar el europeísmo, ese que nos enseñó día a día Felipe González”.

Dirigiéndose a Schulz, Valenciano ha hecho hincapié en que, desde la presidencia de la Comisión, el alemán hará suya la causa de la igualdad y en que juntos conseguirán que Europa apruebe normas contra la discriminación salarial. “Combatiremos contra la violencia de género, lograremos que todas las mujeres de Europa seamos libres para decidir sobre nuestra maternidad y haremos que ningún político europeo pueda volver a decir que los hombres son intelectualmente superiores a las mujeres”, se ha comprometido la candidata.

Schulz, por cierto, se ha hecho eco de la polémica del machismo y ha afirmado que la Europa que quiere el socialismo “no considera a las mujeres inferiores intelectualmente”. “Para mí es una vergüenza como hombre y como padre pensar que mi hija vale menos que mi hijo” ha añadido y ha prometido una CE paritaria si es elegido presidente.

A cuatro días de las elecciones, Valenciano ha ofrecido “hacer renacer el europeísmo y reconstruir el espíritu europeísta que está en decadencia y en peligro” y ha advertido de que la derecha no cambiará las condiciones de trabajo de los europeos, sino que las cambiará la socialdemocracia europea.  Tras sostener que la derecha económica ha fracasado en lo económico, en lo social y en lo político, ha subrayado que esa derecha no puede seguir gobernando Europa y que hay 28 partidos socialistas “dispuestos a hacer el giro a la izquierda con Schulz en la presidencia de la Comisión”. “Hay que girar a la izquierda y, si conseguimos que Europa cambie, veremos cambiar España, Cataluña, nuestros hogares y nuestras vidas, como lo vimos hace treinta años con Felipe (González); ahora, otra vez, vamos a cambiar otra vez”, ha aseverado, antes de pedir el voto para que “ganen los que están sufriendo y pierdan los que les están haciendo sufrir”.

Rajoy pide al PSOE que ‘aprenda del fracaso’

De economía ha hablado y mucho el presidente del Gobierno en el mitin de Valencia. Mariano Rajoy ha instado al PSOE a que “aprenda del fracaso” que tuvo su gestión y ha advertido a los socialistas de que no pidan el voto “para hacer lo que hicieron, porque es un disparate incluso para ellos”. El jefe del Ejecutivo ha reclamado a los socialistas que dejen “tranquilos” al Gobierno y a su partido, para que puedan “levantar lo que ellos derribaron con su nefasta política económica”. Y ha apelado a “la fuerza de las urnas” para que el PP pueda seguir aplicando la política económica con la que, ha subrayado, se ha “dado la vuelta” al país, que ya está creciendo.

El presidente ha advertido de que, tras todo lo ocurrido, y tras las decisiones que se han tenido que tomar, que -ha reconocido- han “dolido” a los ciudadanos, no se pueden “tirar los esfuerzos de los españoles por la ventana” para volver a aplicar políticas ridículas” que dejaron a España al borde del rescate. “Vamos a ganar a pesar de los descomunales esfuerzos que hacen algunos”, ha dicho el jefe del Ejecutivo. “Lo sentimos mucho, no queremos fastidiar a nadie, pensamos que es lo mejor para los españoles”, ha señalado Rajoy.