Los Príncipes y sus hijas aprovecharon la Semana Santa para ‘huir’ unos días a Suiza y Francia

635336053302236937w.jpg

Los Príncipes de Asturias y sus hijas, Leonor y Sofía, aprovecharon las vacaciones de Semana Santa para escaparse a Suiza y Francia. Aunque en los últimos años los destinos vacacionales de los Príncipes no se suelen hacer públicos de manera oficial por deseo de Doña Letizia, según ‘LOC’ los cuatro fueron vistos por un pasajero en un vuelo de regreso a Madrid desde Ginebra el pasado viernes Santo.

Tras su último acto oficial, el pasado 10 de abril, los Príncipes hicieron las maletas y se marcharon a Ginebra. Aunque allí viven los Duques de Palma parece que el Príncipe y su familia no fueron a visitarles.

Si ha trascendido que sí se reunieron en Ginebra con Jaime del Burgo, uno de los amigos más íntimos de la Princesa y exmarido de su hermana Telma.

Desde Ginebra se desplazaron por carretera hasta la estación de esquí de Courchevel, en la Saboya francesa, unas lujosas instalaciones con más de 10.000 hectáreas donde el  Príncipe pudo disfrutar de una de sus actividades favoritas junto a sus hijas.

Letizia, a la que nadie vio esquiar durante toda su estancia, aprovechó para ir con las pequeñas a patinar sobre hielo y visitar la bolera.

El pasado viernes 19 de abril, la familia abandonó las instalaciones de Courchevel y se desplazaron a Ginebra, desde donde regresaron en avión a Madrid.

Al día siguiente, los Príncipes y sus hijas marcharon a Palma de Mallorca, donde al día siguiente acompañaron al Rey, la Reina y la Infanta Elena a  la tradicional Misa de Pascua del domingo de resurrección. Esa misma tarde volvieron a Madrid.