UGT hace públicas sus cuentas, con un beneficio de 1,6 millones de euros en 2012

mendez.jpg

UGT ha publicado este viernes las cuentas del ejercicio 2012 con el objetivo de reforzar la transparencia de su gestión, unas cuentas que arrojan unas ganancias de 1,6 millones de euros. Según la organización que dirige Cándido Méndez, “las cuentas se presentan reflejando la imagen fiel del sindicato y aplicando los diferentes principios contables aceptados y establecidos por el Plan General Contable de UGT”.

Estos 1,6 millones de beneficio son el resultado de unos ingresos por la gestión del sindicato de 25,4 millones de euros, de los que el 67,2%, hasta 17,1 millones de euros, corresponden a las cuotas de los afiliados, y sólo un 21,3% a subvenciones sindicales, con un total de 5,4 millones de euros. Por otro lado, los ingresos procedentes de programas de las administraciones públicas superaron los 5,3 millones de euros.

UGT alcanzó estos ingresos por cuotas pese a que desde 2010 viene perdiendo afiliados año tras año. En 2012 contaba con 1.169.000 afiliados, un 3,1% menos que en 2011, cifra que, a su vez, se redujo un 5,9% adicional en 2013, hasta las 1.100.000 personas.

El sindicato apunta que los ingresos del periodo han sido inferiores a los del año precedente, aunque con un comportamiento muy diferente en el origen de los mismos. Según explica, los ingresos por cuota han caído un 2,24%, las subvenciones directas lo han hecho en un 29,31% y los programas finalistas un 65,34%.

“Estas disminuciones se añaden a las reducciones efectuadas por la Administración en años anteriores, a las que se suman la demora que el Estado mantiene en el pago de sus compromisos, circunstancia que provoca tensiones de tesorería importantes”, añade.

En este sentido, el sindicato explica que sus deudores están pendientes del pago de 6,07 millones de euros, de los que el 85% corresponde a la demora de la Administración en el pago de programas finalistas, aunque precisa que “no se esperan impagados sobre este conjunto de deuda”.

Los resultados financieros compensan la gestión

Frente a los ingresos, el sindicato registró en 2012 algo más de 17 millones de euros por gastos por actividades propias de su labor, a los que añadió 7,6 millones en personal y 6,2 millones en gastos de suministros, mantenimiento y servicios externos.

Sumando otros ingresos y gastos menores, el resultado de gestión del sindicato en 2012 fue negativo, hasta los 710.589 euros. No obstante, esta cantidad fue más que compensada, según apuntan las cuentas publicadas, por unos resultados financieros de más de 2,3 millones de euros, lo que arrojó un beneficio final de 1,6 millones de euros.

Asimismo, el patrimonio neto de UGT, constituido por el valor neto cobrado por la devolución del Patrimonio Histórico incautado en su día por la Ley de Responsabilidades Políticas de 1.939, al que se añaden los resultados acumulados de todos los periodos de gestión desde 1978, ascendía en 2012 a 43,1 millones de euros, tras las ganancias de 1,6 millones de euros en ese año.

Los cobros para formación, justificados

Junto a las cuentas del ejercicio 2012, el sindicato ha publicado en su página web un anexo en el que justifica la utilización de los fondos recibidos para la formación para el empleo en las convocatorias 2012-2013, a razón de 3,3 millones de euros en el primero de estos años y de 2,8 millones de euros en el segundo.

Según explica, se han desarrollado cinco planes de formación en este periodo y todos ellos contaron con las supervisión en mayor medida del Servicio Público de Empleo.

En primer lugar, el Plan de Formación Intersectorial, de ámbito estatal, dirigido prioritariamente a las personas desocupadas, que contó con 2,8 millones de subvención y que se ejecutó entre agosto de 2012 y septiembre de 2013.

El segundo de los planes, era similar, pero dirigido a personas ocupadas, con una ayuda de 399.032 euros. Un tercer programa de cualificación y mejora de la empleabilidad de jóvenes menores de 30 años, ya en 2013, contó con 86.361 euros; otro dirigido a personas ocupadas, también en ese año, recibió una subvención de 2,5 millones de euros y, por último, un plan de formación dirigido a autónomos contó con 311.040 euros.

Según UGT, los cursos impartidos en el marco de estos cinco programas de permitieron dotar de formación adicional a más de 10.500 personas entre 2012 y 2013.