La Fiscalía alemana se plantea acusar a EEUU por espiar a Merkel

merkel-obama.jpg

La fiscalía general alemana se plantea abrir un proceso en contra de Estados Unidos debido a las escuchas que hicieron los servicios secretos de ese país a uno de los teléfonos móviles de la canciller, Angela Merkel, indica la revista “Der Spiegel” en su edición de la próxima semana. Según la revista, el fiscal general, Harald Range, examina desde hace meses si hay suficientes indicios para abrir un sumario por el espionaje realizado en suelo alemán. “Der Spiegel” asegura que la fiscalía divide el tema en dos campos. Por un lado, está el tema de la recolección sistemática de datos telefónicos de ciudadanos alemanes por los servicios secretos alemanes y, por otro, el caso concreto del espionaje a Merkel.

Mientras que en el primer caso, según “Der Spiegel”, la fiscalía considera que no hay suficiente material para abrir un proceso, en el segundo caso Range considera seriamente la posibilidad de empezar a investigar, lo que además le permitiría salir al paso de críticos que sostienen que la justicia alemana da un trato especial a EEUU. El espionaje estadounidense en Alemania y las escuchas a Merkel han creado turbulencias en las tradicionalmente buenas relaciones bilaterales.

El presidente de EEUU, Barack Obama, intentó calmar los ánimos con una entrevista exclusiva a la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF), emitida la noche del sábado, en la que aseguró que mientras él sea presidente Angela Merkel no será espiada por sus servicios secretos. “No quiero deteriorar” la relación entre Estados Unidos y Alemania “por medidas de espionaje que impidan nuestra comunicación confidencial”, dijo el presidente estadounidense.

“Mientras yo sea presidente, la canciller alemana no tendrá que preocuparse más de este problema”, dijo Obama, quien subrayó que aunque él y Merkel no siempre tienen la misma opinión en cuestiones de política exterior eso no es razón para espiarla. En general, sin querer entrar a hablar de otros países concretos, dijo que había dado una directiva presidencial para que la acción de los servicios secretos no destruyera la confianza de líderes de naciones amigas.

Obama recalcó, sin embargo, que los servicios secretos seguirán recopilando datos para “garantizar la seguridad nacional” y dijo que para ello hay razones estratégicas. “¿Para qué sirven los servicios secretos si solo pueden averiguar lo que aparece en “Der Spiegel” o en el “New York Times”?”, se preguntó Obama. La labor de los servicios secretos, según Obama, es averiguar lo que planifica cierta gente y averiguar sus intenciones.

Obama dijo que la capacidad de espionaje de los servicios secretos de EEUU supera la de muchos otros países y que eso representa una responsabilidad especial, al tiempo que expresó su comprensión por el malestar de muchos alemanes con respecto a este asunto.

Tengo una gran simpatía por el pueblo alemán y entiendo sus preocupaciones, muchas vienen marcadas por lo que ocurrió en el este de Alemania que es un ejemplo de lo que ocurre cuando un servicio secreto no tiene control”, dijo.

Interrogado acerca de si entendía que muchas de las esperanzas que creo en Alemania hayan sido decepcionadas, dijo que eso tiene que ver con la naturaleza de su cargo que le impide cumplir todas sus visiones en poco tiempo.

“Tengo una visión y la expresé y mucha gente se identificó con ella, luego ven que no lo he alcanzado todo en cuatro años, pero no soy un piloto que vaya en una nave siempre en la misma dirección”, dijo.

El presidente de EEUU no es el gran emperador de todo el mundo sino sólo una pieza en un aparato gigantesco“, agregó Obama en la entrevista, que se emitirá en el programa “Heute Journal” a las 22.45, hora local (21.45 GMT).