El Parlament dará vía libre a pedir la consulta con el ‘sí’ de los diputados socialistas Geli, Elena y Ventura

parlament-500.jpg

La diputada del PSC en el Parlamento catalán Rocío Martínez-Sampere ha anunciado que acata la disciplina de voto del partido y dirá ‘no’ este jueves la proposición de ley para que el Congreso traspase la competencia para convocar un referéndum de autodeterminación. En declaraciones a los medios desde los pasillos del Parlamento antes del pleno, ha explicado que, pese a acatar las directrices del partido, ha presentado su dimisión como miembro de la Ejecutiva del PSC y del Secretariado, el núcleo duro de la dirección socialista. El pleno extraordinario del Parlament ha empezado a las 11.00 para discutir la proposición de ley que se votará en torno a la una de la tarde. La votación medirá medirá la unidad del PSC: hasta cuatro de sus diputados sopesan desobedecer el ‘no’ al traspaso que acordó el Consell Nacional del partido.

La propuesta elevará una proposición de ley a la Cámara Baja para que ésta debata si traspasa la competencia a la Generalitat para convocar la consulta de autodeterminación mediante el articulo 150.2 de la Constitución Española, una posibilidad que ya ha descartado el PP, con mayoría absoluta en el Congreso.

Aunque el Consell Nacional del PSC acordó votar en contra de esta petición tal y como defendía la dirección de Pere Navarro, el miércoles por la tarde los diputados críticos del PSC Joan Ignasi Elena, Rocío Martínez-Sampere, Núria Ventura y Marina Geli aún no habían aclarado qué votarán en el pleno del Parlament de este jueves. Finalmente, solo Martínez-Sampere acatará la disciplina de voto y pulsará el ‘no’. Los otros tres tienen previsto respaldar la propuesta para pedir la celebración del referéndum. La dirección del PSC ha defendido desde el principio votar ‘no’ alegando que los partidos soberanistas han planteado la consulta de forma unilateral y sin querer pactarla, mientras que los diputados críticos entienden que el ‘no’ les equipara a PP y C’s y prefieren la abstención o el ‘sí’.

El debate abierto en los socialistas catalanes y sus discrepancias con la dirección llevaron al alcalde de Lleida, Àngel Ros, a renunciar el miércoles a su acta de diputado, aunque reafirmó su compromiso con el proyecto del PSC y anunció que seguirá al frente del Ayuntamiento y en los órganos de dirección del partido.

Martínez-Sampere era partidaria de abstenerse, pero ha argumentado que “una sola abstención” en el grupo socialista de poco hubiera servido, una consideración que da a entender que los tres diputados críticos del grupo que no han anunciado qué votarán sí se desmarcaran de la disciplina de voto para decir ‘sí’.

En cuanto al desarrollo del debate, ha intervenido ya el portavoz socialista, Maurici Lucena, que ha confirmado el voto en contra de su grupo y ha lamentado que CiU y ERC hayan actuado de forma opuesta a los acordado en el Reino Unido con Escocia. “La consulta sólo se podrá hacer si es acordada”, ha dicho y ha añadido: “Ojalá Rajoy y Mas tuvieran la altura de Cameron y Salmond”. Lucena ha defendido también la vía federal que, a su juicio, “no es fácil” pero ha recordado que para debatir el nuevo modelo del Estado el PSOE y el PSC han pedido la convocatoria de la Comisión bilateral Estado-Generalitat.