Urkullu se pregunta qué ‘consecuencias prácticas’ tiene el comunicado de los presos de ETA

urkullu-5002.jpg

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree necesario conocer “el alcance de las consecuencias prácticas” del comunicado del Colectivo de los presos de ETA, en el que reconoce el “sufrimiento y daño multilateral generados” y señala que podrían aceptar su excarcelación mediante “cauces legales”. Además, ha pedido que se sigan dando “pasos firmes y lo más rápidos posibles” para consolidar la paz y ha destacado la necesidad de la ponencia parlamentaria en la que participen “todos”. En una comparecencia tras la celebración del último Consejo de Gobierno de este año 2013, Urkullu se ha referido al último comunicado del Colectivo de Presos de ETA, EPPK.

Urkullu ha remitido una comunicación al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, para hablar de la situación de los presos de ETA tras el comunicado y ha invitado a los presos a “mirarse” en la ‘vía Nanclares’ “para poder avanzar”.

EL lehendakari cree que “detrás de la retórica (del comunicado de los presos de ETA), sí se puede reconocer y constatar que estamos ante un cambio significativo”. “Incluso puede añadirse que representa un avance en el posicionamiento público y teórico del colectivo presos”, ha subrayado. No obstante, ha considerado que, a partir de ahora, es “relevante y necesario conocer el alcance de las consecuencias prácticas de este comunicado para poder hacer una valoración completa de su contenido”. “Y es necesario que se sigan dando pasos. La consolidación de la paz y de la convivencia requiere y necesita de pasos firmes, y lo más rápidos posible”, ha añadido.

Ha subrayado que uno de los “pasos urgentes” que es necesario que se materialice es el desarme de ETA. “Es urgente y cuanto antes sea, mejor, para seguir construyendo este proceso para conseguir una paz definitiva, sin amenazas o tentaciones de vuelta atrás y para profundizar en la convivencia política”, ha defendido.

Al respecto ha valorado las declaraciones realizadas este lunes por el portavoz de Sortu Pernando Barrena en las que ha afirmado que el desarme de ETA es “necesario y muy aconsejable”, para subrayar que “refrendan lo que la inmensa mayoría de la sociedad vasca está reclamando desde hace mucho tiempo”. “Además de la disolución de la banda terrorista, se reclaman pasos previos como el desarme, algo que ayudaría en la concreción del comunicado del colectivo de presos”, ha señalado.

Tras apuntar que el Gobierno vasco mantiene su “voluntad y empeño” en colaborar para alcanzar una paz definitiva y una convivencia normalizada, ha puesto a disposición del logro de este objetivo el Plan de Paz y Convivencia que ha elaborado su gabinete, en concreto el Programa Hitzeman (Dar la palabra) para la reinserción de presos.

Reunión con Rajoy

Asimismo, ha informado de que ha remitido una comunicación al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, para hablar de la situación de los presos de ETA y presentarle personalmente el Plan de Paz y Convivencia. “Espero que tenga ocasión de estar con él en próximas fechas”, ha indicado antes de insistir en que el lehendakari está “permanentemente dispuesto” a hablar con el máximo representante del Ejecutivo popular, al igual que sus consejeros.

Según ha explicado, su intención es presentar a Rajoy el Plan, cuyo borrador ya le trasladó al presidente del Ejecutivo del PP el pasado mes de julio, y ha insistido en la necesidad de una flexibilización de la política penitenciaria, al margen de la declaración de los reclusos de la banda en la que reconocen el “sufrimiento y daño multilateral generados”, y señalan que podrían aceptar su excarcelación mediante “cauces legales”.

Al ser preguntado sobre el silencio que mantiene el Gobierno central tras el comunicado, Urkullu ha rechazado valorar esta postura del Ejecutivo de Rajoy, asegurando que desconoce la razón del mismo, pero ha subrayado que, mientras el Gobierno vasco no tenga la competencia de los Centros Penitenciarios y de la política penitenciaria, una “reivindicación permanente” del Ejecutivo vasco, “corresponde al Gobierno español interpretar lo que está ocurriendo”.

Vía Nanclares

Para Urkullu, es necesario que los presos den pasos, “cuanto antes”, y ha citado la denominada ‘Vía Nanclares’–proyecto de reinserción de presos de ETA que se han arrepentido y desvinculado de la banda– para asegurar que los presos “ya conocen qué pasos tienen que dar” porque “es una vía válida”. “Creo que esta vía no queda en paréntesis, sino que es una vía en la que se puede mirar el colectivo para poder avanzar”, ha señalado.

También ha puesto en valor la Ponencia parlamentaria de Paz –en la que actualmente solo participan PNV y EH Bildu– para subrayar la “necesidad” de que participen en ese foro todas las formaciones políticas representadas en el Parlamento vasco. Además, cree que en el comunicado, “de manera un tanto retórica”, se puede interpretar los compromisos con el ‘suelo ético’ del colectivo de presos, con el reconocimiento del daño causado. “Creo que son avances importantes para que también las formaciones políticas se encuentren en la Ponencia de paz y convivencia, y hablen de éstas y otras cuestiones”, ha defendido.