Los extranjeros inyectaron 46.770 millones, frente a la fuga de 224.300 millones en 2012

banco-de-espaa-50011.jpg

Los inversores extranjeros inyectaron en España 46.770,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a los 224.357 millones de euros que sacaron en el mismo periodo de 2012, según los datos de la balanza de pagos publicada este viernes por el Banco de España. El dato vuelve a demostrar que los inversores extranjeros siguen confiando en la economía española, que durante el tercer trimestre del año ha abandonado la recesión, con un crecimiento intertrimestral del 0,1%. Sólo en el mes de septiembre, las entradas de capital extranjero en España alcanzaron los 9.972,7 millones de euros, una cifra que, sin embargo, es bastante inferior a los 29.752,2 millones de euros que llegaron al país en el mismo mes del año anterior.

En 2012 los inversores sacaron de España un total de 179.221,1 millones de euros, un 1,44% más que en 2011, reflejando la inestabilidad de los mercados financieros y los rumores sobre el posible rescate de la economía española.

Dichos rumores duraron gran parte del pasado año y no se despejaron hasta el verano, tras el anuncio del programa de OMT por parte del presidente del BCE, justo el momento en el que la inversión extranjera volvió a apostar por España.

Como consecuencia de las entradas de capital en septiembre, los activos netos del Banco de España frente al exterior aumentaron en 11.884 millones de euros, frente al incremento de 33.910,7 millones en el mismo periodo del año anterior.

Esta evolución se explica por el incremento de los activos netos de la autoridad monetaria frente al Eurosistema en 13.062,6 millones de euros (34.287 millones en septiembre de 2012), así como por el aumento de las reservas en 107,5 millones de euros, muy por encima de los 13,5 millones del mismo mes del año anterior.

Más inversiones directas

En septiembre, las entradas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se materializaron a través de todos los instrumentos, excepto en la otra inversión. Así, las inversiones directas dieron lugar a entradas netas de 2.514,5 millones (4.084,6 millones un año antes), al ser las entradas generadas por las inversiones directas del exterior (2.907,3 millones) muy superiores a las salidas propiciadas por las inversiones directas de España fuera (392,8 millones).

Por su parte, las inversiones de cartera registraron en septiembre entradas netas de fondos por valor de 10.875,7 millones de euros (10.386,5 millones en el mismo mes de 2012), mientras que las otras inversiones (préstamos, depósitos y repos, fundamentalmente) dieron lugar a salidas netas de 3.767,2 millones, frente a unas entradas netas de 14.706,3 millones en el mismo mes del año anterior.

Por último, las operaciones con instrumentos financieros derivados originaron en septiembre entradas netas de 349,7 millones de euros, frente a la inyección de 574,8 millones en el mismo mes de 2012.