La madre de una de las niñas de Alcàsser: “Ellas no tuvieron derechos cuando estaban con estos criminales”

ninas-alcasser.jpg

Rosa Folch, madre de Desireé, una de las tres niñas de Alcàsser brutalmente asesinadas en noviembre de 1992, ha afirmado que se siente “indignada” tras la orden de excarcelación de Miguel Ricart, único condenado por el triple crimen, y ha sentenciado: “las niñas no tuvieron derechos cuando estaban con esos criminales”.

Rosa Folch ha afirmado en declaraciones a Europa Press, tras conocerse la decisión de la Audiencia de Valencia, que tiene “mucha rabia” de ver “lo que han hecho porque no hay derecho”. “No hay derecho porque las niñas no tuvieron derechos entonces, no tuvieron nada, no tuvieron derechos humanos cuando estaban esos criminales con ellas”.

Y ahora que Ricart –ha lamentado– podría estar más tiempo en prisión con la ‘doctrina Parot’, “se va como todos a la calle, mientras que nuestras hijas ya no se saben ni donde estarán. Esto es una vergüenza”, ha apostillado.

“Presentamos todas las alegaciones y nada”, ha indicado, al tiempo que ha añadido que todavía no sabe si recurrirán la resolución del tribunal valenciano, para lo que tienen un plazo de tres días. “No sé, ya veo que aquí no hay solución”, ha dicho.

Y ha insistido: “Ricart tendría que estar toda la vida encerrado, y ahora todos los criminales y asesinos y violadores salen a la calle. Esto es increíble, en mi vida me lo hubiera imaginado”, ha lamentado. “Estoy desecha”, ha aseverado.