Ciudadanos se coloca por delante del PP y de ICV y le disputa al PSC el tercer puesto en Cataluña

rivera-5002.jpg

ERC ganaría las elecciones en Cataluña, si se celebraran el próximo domingo, según la encuesta realizada por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat tras el reciente debate sobre política general que tuvo lugar en el Parlament. ERC obtendría el 20,8% de los votos, mientras que CiU se quedaría en el 17,1%. El PSC se mantiene como tercera fuerza política con un 6% pero perdiendo muchos apoyos que, fundamentalmente, van a parar a Ciutadans. Este partido, liderado por Albert Rivera, se convierte en la gran revelación del sondeo ya que, con un 5,8% de los votos, podría disputarles esa tercera plaza a los socialistas catalanes. De momento, ya aventaja a ICV-EUiA (5,5%) y al PPC (2,8%). En último lugar se situaría la CUP con el 2,4% de los votos. Lo curioso de este resultado es que el 28% de los entrevistados dan al presidente de la Generalitat, Artur Mas, como ganador del debate de política general (en el debate del 2012 obtuvo un resultado mucho mejor, con un 54,8%), seguido del líder de ERC, Oriol Junqueras (16,2%). La encuesta, realizada a partir de 800 entrevistas, refleja también que un 71% de los catalanes están a favor de un referendo de autodeterminación, mientras que 22,4% se opone a una consulta.

De la encuesta se deduce, por una parte, que los votos que pierde CiU van a parar a sus aliados republicanos, es decir, que la defensa del proceso soberanista le sale más rentable a la marca original del independentismo, la formación liderada por Oriol Junqueras, que a la federación que encabeza Artur Mas. Concretamente, el 21,5% de los votantes de Convergència en las elecciones del 2012 optarían ahora por Esquerra. En segundo lugar, parece que la respuesta del partido del Gobierno, el PP, a esa deriva soberanista tampoco convence a sus electores. De hecho, el 22,5% de quienes apoyaron al PPC elegirían ahora la papeleta de Ciutadans. Otra fuerza política que sigue sufriendo una imparable sangría de votos es el PSC, cuya ambigua defensa del derecho a decidir junto a su apuesta por el federalismo le supone una fidelidad de voto de solo el 43,7% de quienes le apoyaron en los anteriores comicios.

Ante la pregunta sobre un referendo para que los catalanes decidan si Cataluña debe ser un nuevo Estado de Europa, el 71 % estaría a favor de que se celebrara la consulta (frente al 74 % del último barómetro), mientras que el 22,4 % estará en contra y un 6,7% no sabe o no contesta. En rueda de prensa, el director del CEO, Jordi Argelaguet, ha achacado el ligero descenso en el apoyo al referendo respecto al anterior barómetro del CEO a la “madurez del debate” y de que en estos momentos “hay más información” sobre el proceso, aunque “en términos estadísticos no es una diferencia significativa”.

Para Argelaguet, el planteamiento de la consulta ha “penetrado en sectores diferentes de la sociedad catalana” y entre votantes de partidos que ofrecen diferentes alternativas políticas en el debate soberanista. Así, en relación a la intención de voto, el 18,2 % de los votantes del PPC estarían de acuerdo con el referendo, así como el 54,2 % de los del PSC y el 28,3 % de los que votan Ciutadans. El apoyo a la consulta es mucho más amplio entre los votantes de CiU (94,9%), ERC (98,8%), CUP (94,7%) e ICV-EUiA (79,5%). Entre los detractores de la consulta también hay un 4,4% de votantes de CiU, un 1,2% de ERC, un 41,7% del PSC, 18,2% de ICV-EUiA, 5,3% de CUP, un 81,8% de PPC y un 65,2% de Ciutadans.

En el estudio no se pregunta por otros modelos como el federal o confederal, porque, según Argelaguet, estas opciones no se han presentado a la opinión pública de forma suficientemente clara como para que los encuestados puedan responder con conocimiento de causa y, además, para comparar, sólo existen series históricas de la pregunta de un referendo sobre un Estado catalán en Europa.