El Barça recibe la copa de la Liga y el Zaragoza se acerca a Segunda

PUYOL_ART.jpg

La antepenúltima jornada liguera, a expensas de la disputa del Mallorca-Betis de este lunes, aclaró un poco más la situación en la zona de abajo y sirvió para que el Fútbol Club Barcelona levantara la copa de campeón de Liga, recibida a la conclusión de su encuentro frente al Valladolid (2-1). En la zona de descenso, el Zaragoza fue el damnificado del día, ya que el equipo maño tenía en su mano adelantar en la clasificación al Osasuna y al Deportivo, pero dos goles postreros del Athletic condenan al cuadro maño a ocupar posiciones de descenso.

El FC Barcelona venció con comodidad al Valladolid (2-1), en el partido correspondiente a la trigésimo sexta jornada de la Liga BBVA, en un duelo que sirvió para presentarse como campeón ante su afición en el Camp Nou tras lograr el 22º título de su historia y para mantener vivo el objetivo de alcanzar los 100 puntos a falta de dos citas para el término de la competición.

Con Valdés y Mascherano en el once, el conjunto blaugrana regresaba a su feudo con el campeonato en el bolsillo. A pesar de una noche gélida, los locales comenzaron dominando el duelo mientras la grada calentaba el ambiente coreando a capela el grito de campeones. Sin la jerarquía de Messi, lesionado, el ataque quedaba comandado por la explosividad de Pedro y el arrojo de Villa. Enfrente, los de Miroslav Djukic quedaban a merced del dominio culé y buscaban en la contra la forma de hacer cosquillas al contrario.

Sin chispa y con un juego plomizo, en un error de Rueda en la salida de balón Xavi aprovechó el desbarajuste para entregarle el esférico en bandeja a Pedro para que abriera la lata tras batir por bajo a Jaime. Un simple despiste a los 21 minutos de juego había supuesto demasiado castigo a un Valladolid escaso de lucidez en ataque y ahogado por el oponente en defensa. Si no era bastante con el manto de lluvia que amenazaba la post fiesta blaugrana, los pucelanos recibían un jarro de agua fría con el tanto.

Con Jordi Alba ejerciendo de líder por la banda como si recorriese una autopista e Iniesta haciendo gala de su excelsa creatividad, los visitantes sufrían sin el control de la pelota y tenían que conformarse con perseguir sombras. Siendo un suplicio atravesar el centro del campo, los vallisoletanos necesitaban como el comer la pausa y el dinamismo de Óscar en la medular. Con parsimonia y soltura, el Barcelona ponía cerco a la portería pucelana en un abrir y cerrar de ojos.

Fue justo antes del descanso, con un lanzamiento de córner teledirigido de Xavi, cuando llegó el segundo gol tras rematar Marc Valiente en su propia meta (2-0). Entre la mala fortuna y el poco desparpajo visitante, el Valladolid veía en el Barcelona un torbellino con demasiada fuerza.

Perdona el tercero

Sin cambios en el guión tras el parón, no había peor antagonista para los de Djukic que un rival aún con hambre y jugando al balompié casi de memoria. Con el paso de los minutos, el Valladolid trató de soltarse con el objetivo de recortar distancias y Omar apenas pudo inquietar al meta Valdés en la primera que tuvo. Como respuesta, Pedro dispuso de una oportunidad de lujo tras una gran asistencia de Cesc. Era el aviso más serio de la segunda mitad.

Sin menguar el chaparrón, el Barcelona empezaba a buscar con más ahínco el tercero de la noche. Mientras, el técnico Tito Vilanova daba descanso a Busquets y después a un Iniesta despedido por los aficionados en pie. En lado opuesto, Manucho ingresaba en el campo con la intención de poner más velocidad en la ofensiva pucelana.

En la recta final, Villa volvió a toparse con el portero Jaime y en el rechazo del ciudarrealeño Pedro no atinó a introducirla en el fondo de las mallas. En plena vorágine blaugrana, faltaba la definición en los últimos metros. Pero justo cuando parecía que el marcador iba a quedar sin más variación, Montoya cometió penalti sobre Manucho para que Víctor Pérez recortara distancias (2-1). El gol de los visitantes se quedó en un mero susto ya que no evitó la trigésima victoria del Barcelona en el campeonato.

FC BARCELONA, 2 – 1 VALLADOLID (2-0, al descanso)

FC BARCELONA: Valdés; Montoya, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Thiago, min.64), Xavi, Iniesta (Dos Santos, min.76); Cesc (Tello, min.82), Pedro y Villa.

VALLADOLID: Jaime; Balenziaga, Rueda, Valiente, Peña; Álvaro Rubio (Sastre, min.85), Víctor Pérez, Omar; Óscar (Bueno, min.68), Larsson y Guerra (Manucho, min.76).

GOLES: 1-0, min.21, Pedro. 2-0, min.42, Marc Valiente (p.p). 2-1, min.89, Víctor Pérez (p).

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Sin amarillas.

ESTADIO: Camp Nou. 56.055 espectadores.

El Zaragoza se asoma al abismo

En  la capital maña, los tantos de Fernando Llorente e Ibai en la segunda mitad sirvieron para que el Athletic saldara con victoria su visita al atestado estadio de La Romareda frente al Real Zaragoza (1-2), por lo que los vizcaínos consiguieron el punto necesario para lograr la permanencia, mientras que los de Manolo Jiménez quedan encuadrados en zona de descenso tras la disputa de la trigésimo sexta jornada de Liga BBVA.

La victoria del Deportivo de la Coruña frente al Espanyol endulzó la contienda que se vivió en La Romareda. Ese triunfo condenaba a los maños a partir desde la antepenúltima plaza; o lo que es lo mismo, desde el descenso. Algo más aflojada era la soga atada al cuello del Athletic. A los vascos un sólo punto aseguraba estar una temporada más en Primera División. Se lastimaría Bielsa de no poder contar con Ekiza ni Iraola, piezas importantes en defensa.

Con el pitido inicial y los primeros minutos olvidados, el respeto dejó paso a la insolencia. Lo importante era ganar. Para ello, ambos conjunto hicieron un ejercicio de entrega, falto en alguna ocasión de precisión con el balón en los pies. Los de Manolo Jiménez y los de Bielsa incordiaron al rival por igual. Sin embargo, serían los locales, aupados en la esfera mágica que generó La Romareda, quienes golpearían primero.

En cuatro pases el Zaragoza se plantó ante Gorka Iraizoz, batido. Álvaro despejó; Apoño tocó de espuela; Montañés recibió en banda, encaró a Ramalho y centró preciso para Helder Postiga. El luso, máximo goleador con 13 tantos, cabeceó a las redes. Sólo un tanto mal anulado por fuera de juego de De Marcos, a pase de Susaeta, inquietó la meta de Roberto.

Para la segunda mitad el partido cobró más intensidad. Los de Bielsa no encontraron espacios en el triángulo que Pintér, Apoño y Rodri formaron en el centro del campo. Dificultaron la circulación, restando brillo al juego rojiblanco. Además, cuando atacaron, Gorka Iraizoz tuvo trabajo. De nuevo Postiga probó fortuna tras recortar dentro del área. La mano del meta navarro evitó el gol.

La entrada de Llorente no se tradujo en mayor número de ocasiones. No gozó de ninguna ocasión clara, hasta que anotó. El Athletic se acercó con una falta de Ibai que rozó el travesaño. Respondió Rochina también a balón parado. El gol del Athletic no pudo sino llegar de una jugada aislada y repleta de rebotes. Un disparo de De Marcos dejó el balón muerto en los pies de Llorente para que firmara las tablas y anotara por segunda jornada consecutiva.

Las urgencias eran máximas para los locales. Se volcaron en ataque, pero descuidaron la retaguardia. Ese gesto sirvió para que llegara el postrero tanto de Ibai. Remató de tacón un centro desde la derecha de De Marcos. Los maños se vinieron abajo. Se les escapó la novena victoria de la temporada y puede que la permanencia.

ZARAGOZA 1 – 2 ATHLETIC (1-0, al descanso)

ZARAGOZA: Roberto; Fernández, Álvaro, Sapunaru, Abraham; Pintér, Apoño, Montañés (Movilla, min. 68), Víctor (Bienvenu, min. 77), Rodri (Rochina, min. 57) y Postiga.

ATHLETIC: Iraizoz; Ramalho (Castillo, min. 72), Gurpegui, San José, Aurtenetxe (Ibai, min. 46); Iturraspe, Herrera, De Marcos; Susaeta, Muniain y Aduriz (Llorente, min. 46).

GOLES: 1-0, min. 14, Postiga. 1-1, min. 80, Llorente. 1-2, min. 92, Ibai.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande (C. Madrileño). Amonestó a Sapunaro (min. 42), Álvaro (min. 54), Pintér (min. 65), Apoño (min. 72) y Bienvenu (min. 77) por parte del Zaragoza. Y a De Marcos (min. 50) y Llorente (min. 75) por parte del Athletic.

ESTADIO: La Romareda.