Los consejeros de NCG Banco ganaron 1 millón de euros y la alta dirección ingresó 2,1 millones en 2012

novagalicia_recortada.jpg

Los consejeros de NCG Banco ganaron 1 millón de euros en 2012, lo que supone un 4,93% más que en 2011, año en el que fueron nombrados, en el mes de septiembre, con la constitución formal de la entidad; mientras que los miembros de la alta dirección ingresaron 2,1 millones de euros, un 25% más que el año anterior.

Así figura en el informe anual de gobierno corporativo del banco, controlado en un 100% por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), remitido este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los máximos ejecutivos de las entidades nacionalizadas tienen limitadas sus retribuciones a 300.000 euros, mientras que los consejeros no pueden sobrepasar los 50.000.

En el documento consta que, del millón de euros percibido por los nueve consejeros -tres de ellos representantes del FROB-, 577.000 euros (un 5,5% más que en 2011) corresponden a la retribución fija y 423.000 a dietas (un 11,9% más que el año anterior).

Por otra parte, se han eliminado otro tipo de remuneraciones, que el ejercicio anterior supusieron ingresos por 28.000 euros, y se han reducido un 95,9% las dietas por la representación en otras entidades que forman parte del grupo, que pasan de 317.000 euros en 2011 a 13.000 en 2012.

El documento remitido por la entidad especifica que el presidente ejecutivo de NCG Banco, José María Castellano, es también el representante de la entidad en el Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y en Cecabank, así como el presidente y consejero delegado de NCG Corporación Industrial y el representante en Medios Audiovisuales de Galicia S.L.

En cuanto al consejero delegado de NCG, César González-Bueno, figura como representante en Caser y en Lico Corporación, además de desempeñar las tareas de vicepresidente del consejo de Banco Gallego y vicepresidente de NCG Corporación Industrial. Por último, José Antonio Portugal, uno de los tres representantes del FROB en el consejo de NCG, ejerce como consejero en el Banco Gallego.

Respecto a la alta dirección, la entidad indica que forman parte de la misma el director general de Novagalicia, Juan Francisco Díaz Arnau; el de la Ugas, Francisco José Zamorano; el de Mayorista, Fernando Vázquez de Lapuerta; el de Riegos, Domingo González Mera; la de Medios, Idoia Maguregui; el director Financiero; Alberto de Francisco; el de Sistemas, José Manuel Valiño; el de EVO Banco; José Luis Abelleira; y la de Recursos Humanos, María Camino. Son, en total, nueve cargos, uno más que en 2011.

El informe indica que NCG Banco realizó en 2012 una operación con uno de sus consejeros, Roberto Tojeiro -quien dejó el cargo el pasado noviembre-, al que vendió un local comercial por 74.000 euros.

Cambios en el Consejo

Precisamente, el documento detalla que durante 2012 se produjeron las renuncias como consejeros de Julio Fernández Gayoso y Mauro Varela, quienes eran copresidentes de Novacaixagalicia, en febrero y por “motivos personales”, mismo motivo alegado posteriormente por Tojeiro.

Asimismo, renunciaron Gonzalo Ortiz y Pilar Cibrán en diciembre, al dejar de ser accionista la entidad a la que representaban, Novacaixagalicia. La caja, ahora fundación, perdió su participación con la operación acordeón aplicada en la entidad, que dejó el 100% del banco en manos del FROB.

Apunta que el 5 de marzo de 2013 se sustituyó a González-Bueno por Zamorano como representante en Lico y que el 6 de ese mismo mes el FROB nombró como consejero independiente en NCG Banco a Jaime Requeijo.

Informe del Banco de España

El informe del Banco de España hecho público a mediados del mes de marzo sobre las retribuciones en las entidades nacionalizadas y con ayudas públicas indica que NCG Banco se ha adaptado “plenamente” a la normativa y en 2012 “cumplía todos los límites legales”.

Así, indica que el consejo de administración agrupado ingresó en 2011 un total de 1,3 millones de euros, mientras que la cantidad bajó a 1,01 millones en 2012, lo que representa un descenso del 22,5% en este apartado.

Los contratos de alta dirección vigentes “más relevantes”, apunta el texto, corresponden al presidente ejecutivo y al consejero delegado y ambos han sido también adaptados. Las indemnizaciones a las que tendrían derecho tanto Castellano como González-Bueno son de dos anualidades si es decisión de la entidad y de una si es decisión propia. Subsisten, explica, otro blindaje de dos anualidades y dos más de media anualidad, mientras que el resto de los directivos está sometido al Estatuto de los Trabajadores.