Endesa obtuvo un beneficio neto de 2.034 millones de euros en 2012

endesa5003.jpg

Endesa obtuvo un beneficio neto consolidado de 2.034 millones de euros en 2012, un 8% menos que en 2011, a causa de las medidas regulatorias aprobadas por el Gobierno para acabar con el déficit de tarifa y al menor margen de la generación en Chile debido a la menor utilización de las centrales hidroeléctricas. Las cuentas del ejercicio no reflejan aún el impacto de los nuevos impuestos que entraron en vigor el 1 de enero.

Según un comunicado de la compañía, los ingresos han aumentado un 3,8%, hasta 33.933 millones de euros, debido fundamentalmente a los mayores precios de venta. Sin embargo, la mayor producción térmica convencional y la menor producción hidráulica han provocado un aumento del coste de combustibles, de modo que los costes variables de Endesa se han incrementado en un 6,6%.

Por su parte, los costes fijos alcanzaron la cifra de 4.013 millones de euros, con un aumento del 1,8%. Las sinergias obtenidas entre Enel y Endesa alcanzaron los 1.048 millones de euros, que, sumadas a otros planes de eficiencia, han supuesto un ahorro total de 1.307 millones de euros.

A pesar del incremento de los ingresos, el resultado bruto de explotación (ebitda) se ha visto afectado por el impacto de las medidas de reducción de las retribuciones reguladas en España, que se han aplicado en 2012. Esta situación ha provocado el descenso del ebitda de España y Portugal en un 5,7%, mientras que, en Latinoamérica, ha retrocedido un 1% por la menor producción hidroeléctrica, que se ha debido a la fuerte sequía que ha afectado a Chile. Así, el ebitda consolidado ha experimentado un descenso del 3,6%, hasta 7.005 millones de euros.

Saneamiento de activos

El resultado neto de explotación (Ebit) se redujo un 11 %, hasta los 1.998 millones de euros, por el deterioro contable de los activos de minería y de la central nuclear de Garoña.

En Latinoamérica, el resultado bruto de explotación fue 3.209 millones, inferior en un 1 % al de 2011 por la sequía en Chile, mientras que el neto mejoró un 0,5 % (2.420 millones) por el saneamiento de los activos de distribución realizados en 2011 en Argentina. El beneficio neto del negocio latinoamericano de Endesa se situó en 624 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,8 %.

Las ventas de las compañías de Endesa crecieron el 4,6 % y sumaron 59.724 GWh, con subidas del 7,2 % en Brasil, del 4,5 % en Perú, del 4,4 % en Chile, del 3,3 % en Argentina y del 1,9 % en Colombia. La producción de electricidad en la región creció el 0,6 % (63.118 GWh), con subidas en Brasil (24,6 %) y Colombia (10,0 %) y descenso en Perú (6,2%), Argentina (4,6%) y Chile (2,5%).

En total, la producción de electricidad del grupo ascendió en 2012 a 141.434 gigavatios (GWh), el 2 % más, por el incremento de la generación térmica convencional, mientras las ventas crecieron el 0,1 %, hasta sumar 162.490 GWh.

Las sinergias obtenidas entre Enel y Endesa fueron 1.048 millones, y sumadas a otros planes de eficiencia supusieron un ahorro total de 1.307 millones.

A cierre del ejercicio, la deuda financiera neta de Endesa se situó en 8.778 millones, con una disminución de 2.224 millones de euros respecto a un año antes.