Rubalcaba hace “un striptease económico” y desvela que ganó 67.229 euros netos en 2012, la mitad que Rajoy en la oposición

20130213_634963467557350185w.jpg

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha querido hoy hacer un “striptease económico” y ha hecho público el dinero que ha ganado en 2012 como jefe de la oposición y que asciende a 67.229 euros, menos de la mitad de lo que ingresó Mariano Rajoy cuando en 2010 ocupaba el mismo cargo. Rubalcaba ha comparecido ante los medios en el Congreso de los Diputados y ha exhibido un papel que ha pedido a su grupo con el dinero que ganó el año pasado como jefe de la oposición y que será lo que conste en su declaración de la renta. “Todos vamos a hacer un striptease económico: lo que hemos ganado, lo que tenemos y cómo justificamos lo que tenemos”, ha subrayado, antes de negar que tenga ningún dinero en B. Desde que Rajoy colgó sus declaraciones de IRPF en la web de Moncloa, el pasado sábado, tanto él como distintos dirigentes de su partido han instado al líder socialista a hacer lo mismo, acusándole de paso de ‘opacidad’ por no haber seguido inmediatamente el ejemplo. El presidente echó mano de este argumento el miércoles, en la sesión de control del Congreso, para reprochar al secretario general del PSOE ‘falta de autoridad moral’. Cuando Rubalcaba le afeaba la crisis política desencadenada por la corrupción generalizada y concretamente por el ‘caso Bárcenas’, Rajoy le instó a hacer públicas sus cuentas y añadió: “Cuando lo haga, a lo mejor tiene autoridad moral para decir algo. Mientras no lo haga no la tiene”. Y han sido las críticas -”algunas sencillamente infames”, según se ha quejado el propio Rubalcaba- las que le han movido a dar este paso. En el fondo, subyace el intento del PP de distraer la atención del ‘caso Bárcenas’ como sea. Tanto es así, que cuando este jueves se le ha preguntado al responsable de Organización del PP, Carlos Floriano, sobre la posible intervención de la Inspección de Trabajo para dilucidar los pagos a la Seguridad Social de las cotizaciones de Luis Bárcenas, sujeto con el que aparentemente no existía una relación laboral, ha puesto cara de póquer y ha sacado a relucir el caso de los espías de Cataluña. “Rubalcaba es responsable de todos los asuntos turbios” que surgen en el panorama político español, ha dicho. El “y tú más” está en su máximo apogeo.

“En el año 2012 mis ingresos han sido de 67.229 euros, que incluyen las dietas… Sin dietas mi sueldo ha sido de 55.489 euros. Este es el sueldo del jefe de la oposición socialista”. Eso es lo que ha anunciado este jueves Rubalcaba, que sin esperar a las preguntas de los periodistas ha establecido la comparación. “Lo que ganó el señor Rajoy en 2010 cuando ocupaba el mismo puesto que yo, cuando era jefe de la oposición: 135.426 euros”. Inmediatamente ha añadido que el problema es aclarar esa diferencia. Después de explicar que a él no le paga nada su partido, ha rematado: “porque la diferencia entre mis 55.000 euros sin dietas, y los 135.000 que gana él sin dietas, que ganaba Rajoy, es lo que le pagaba su partido ¿Y ese dinero de dónde sale? ¿De los cajones de Bárcenas? ¿Del cajón A, o del cajón B?”. “Es esto lo que tiene que aclarar el PP”, ha reiterado el líder de la oposición.

Gracias a la publicación de las declaraciones de la renta de Rajoy el pasado sábado, supimos que entre 2007 y 2011, años de crisis, se había aumentado su sueldo un 27%. En esos años, a Rajoy le bajaba lo que ingresaba del Congreso, porque así se aprobó en la Cámara para dar ejemplo en plena época de penuria, pero el PP le compensaba subiéndole el sueldo del partido.

Rubalcaba ha explicado que se ha puesto en contacto con Hacienda para que le envíen los certificados en los mismos términos que el jefe del Ejecutivo pero, no obstante, el PSOE presentará una resolución en el debate sobre el estado de la nación de la próxima semana para que se fijen unas pautas comunes con las que hacer públicas las rentas y el patrimonio de diputados, senadores y cargos de la Administración del Estado, a fin de que los ciudadanos puedan comparar partiendo de unos criterios homologados.

“No tengo ningún problema en hacer públicas todas mis cuentas”, ha zanjado el líder socialista, convencido de que el PP quiere convertir el caso Bárcenas en “el caso de los sueldos de los diputados” y él no va a contribuir a que sea así. Con las cifras sobre la mesa, se ha mostrado “encantado” de comparar “el sueldo del jefe de la oposición socialista con el sueldo del jefe de la oposición popular”.

Después de advertir de que en su declaración de la renta “no van a encontrar respuestas a los dineros del PP” ni “a los 22 millones de Suiza”, Rubalcaba ha asegurado que no está dispuesto a permitir que se confunda a los ciudadanos”. En este contexto, ha considerado que el problema es que el extesorero del PP Luis Bárcenas “tiene cogido por el cuello” al Partido Popular. Por eso, su conclusión es que es necesario “máxima transparencia para los sueldos de los políticos, empezando por el jefe de la oposición, y máxima transparencia para las cuentas de los partidos”, pero “de lo que se trata es de explicar las cuentas del Partido Popular”.

El PP dice que “se deje de cuentos”

Minutos después, el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha pedido al líder del PSOE que “se deje de cuentos” y “enseñe las cuentas”, tanto las de su partido como sus declaraciones de la renta.

Para el dirigente popular, Rubalcaba no debería “enredarse” con más disquisiciones o comparaciones, porque el líder socialista, ha asegurado, declaró en el Congreso tener “mucho más dinero que todos los diputados de la Cámara” en activos financieros. “Casi un millón de euros de diverso tipo” tiene Rubalcaba en activos financieros, ha continuado Floriano, para quien el secretario general del PSOE ha hecho un “nuevo ejercicio de cinismo” con sus declaraciones de este jueves y enseñando su sueldo del año pasado.

“Que se deje de cuentos y enseñe las cuentas, sus cuentas y las cuentas de su partido, exactamente igual que ha hecho el PP, que ha presentado sus cuentas, y que el presidente, que ha mostrado su declaración”. “Lo que no sé es por qué no la enseña, qué problema tiene de enseñar su declaración, el presidente del Gobierno no ha tenido ninguno”, ha añadido.