Nº 1655 -  24 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

El Manantial

La doblez de nuestros dirigentes políticos

Pablo Sebastián
 

El primer problema de España es la corrupción que inunda las instituciones y los primeros partidos políticos del país. El segundo tiene que ver con la cohesión nacional de España, porque sin la solución previa de ambos problemas resulta imposible crear la confianza necesaria en nuestro país y una zona de estabilidad para las inversiones, el crecimiento, el crédito y el empleo. Y entre el primer y el segundo problema están dos cuestiones cruciales en la vida pública como son la mentira y no asumir responsabilidades políticas por los errores, los abusos o las corrupciones. Sobre las causas de todo ello ya hemos escrito numerosos artículos y están, esencialmente, en la ausencia de una democracia plena, de una separación de poderes del Estado que garantice los controles del poder Ejecutivo y del resto de administradores públicos, y en la necesidad de una nueva ley electoral con sistema mayoritario para la elección directa de nuestros representantes en las Cortes, así como los alcaldes y el propio jefe del Ejecutivo.

Pero a todo ello hay que añadir la doblez o la capacidad de gran manipulación de la realidad y de la verdad de la que hacen gala al día de hoy los primeros dirigentes políticos del país. Por ejemplo, aparece el líder del PSOE, Rubalcaba, en TVE y le preguntan por el gerente de su partido, Xoán Cornide, el que ha firmado en el nombre de la Fundación Ideas del PSOE -la que recibe dinero público- un acuerdo demencial con la misteriosa Amy Martin, que no existe y que luego resultó ser la esposa del que era director de la fundación, ahora llamado “el golfo”. Y Rubalcaba calla y se escapa de la entrevistadora incapaz diciendo que eso “formaba parte del timo”, como diciendo que al pobrecillo gerente le han tomado el pelo y que por eso ni lo cesan ni se va como tampoco se va Jesús Caldera de la fundación.

En el PP lo mismo pasa con Bárcenas, a quien nadie osa llamar “el golfo”, por la cuenta que les trae a todos, y se inventan una de esas comisiones de investigación que no investigan nada sino que se dedican a tapar lo que todo el mundo sabe: financiación ilegal y los presuntos sobres con dinero negro de origen desconocido para el pago de sobresueldos. Y Cospedal añade aquello de “que cada palo que aguante su vela”, como diciendo “yo no he sido, los demás allá ellos”, y entre los demás está Rajoy, que conocía muy bien al gerente Bárcenas hasta nombrarlo tesorero del PP.

Bueno, la desfachatez de Artur Mas con el caso Palau que tiene embargada la sede de Convergencia por corrupción, y la del no menos famoso Duran i Lleida, cuyo partido Unió acaba de ser condenado por corrupción, mientras él no dimite como había prometido, completan el escenario de la doblez y el descaro al que podemos ponerle la guinda de los indultos de este Gobierno a dos políticos de Unió y a otro del PP condenados por corrupción.

Y luego dice Rajoy que no se puede generalizar, cuando sabemos que además de los partidos están tocadas las instituciones, hasta la Casa Real, con este “duque empalmado” de Urdangarin que tuvo la desfachatez, la primera vez que acudió al juzgado de Palma a declarar, de decir que iba a defender “su honor y su inocencia”.

Más doblez, sobre la cohesión nacional. El cúmulo de mentiras históricas y actuales de Mas sobre “el España nos roba” de la Diada, la balanza fiscal, la Historia de Cataluña, Europa, etc., es inagotable y no pasa nada. Pero no menos doblez está en la muy reciente declaración de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando el pasado viernes declaró que la abogacía del Estado estudiará la declaración de soberanía que acaba de aprobar el parlamento catalán, por si estuviera fuera de la legalidad. ¡Pues claro que lo está! Porque emana del actual gobierno de la Generalitat, que utiliza fondos públicos para poner en marcha la independencia, el referéndum ilegal y organismos propios de un Estado, lo que de entrada, además de actuar en franca rebeldía, constituye una malversación de fondos públicos ¿Qué hay pues que estudiar?

Pues el presidente del Gobierno, Rajoy, todo lo que ha dicho al respecto es que esa declaración “no sirve para nada” y que en su momento -se entiende que si se convoca el referéndum- él piensa aplicar la ley. La que debería de estar aplicando de la manera más implacable y enviando al fiscal general y cortando cualquier tipo de financiación al gobierno rebelde de la Generalitat. Pero eso es pedirle mucho a Rajoy, quien prefiere quedarse en terreno de la doblez, del juego de palabras y de todo lo demás, a la espera de que el tiempo lo arregle todo, o que los problemas se arreglen por sí mismos, o que se pudra en el tiempo la investigación interna del PP, mientras el PSOE, que ya no es un partido nacional por su ruptura con el PSC, nos propone, desde su doblez, un pacto contra el paro de alcance nacional. A lo que la inefable ministra Báñez responde con su última ocurrencia: “tarifa plana de 50 euros para jóvenes emprendedores”. Y a nadie se le cae la cara de vergüenza, y todos estos políticos siguen tan campantes donde están porque la inmensa mayoría de ellos no sabe hacer otra cosa, y así nos va.

www.pablosebastian.com

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com